miércoles, 31 de diciembre de 2008

Libro para descargar en PDFPensamiento sobre integración y latinoamericanismo. Orígenes y tendencias hasta 1930

El mar, 30/12/08, Boletín Electrónico Surá escribió:

De: Boletín Electrónico Surá
Asunto: Mas libros en pdf
Para:
Fecha: martes, 30 diciembre, 2008 4:25


Cerramos este año con un nuevo libro en formato pdf que puede ser descargado directamente desde nuestro página principal, en esta oportunidad el texto
"Pensamiento sobre integración y latinoamericanismo. Orígenes y tendencias hasta 1930"
del trabajador social uruguayo Alejandro Casas.

Recuerde que usted puede enviar sus conferencias, artículos, ponencias, tesis, libros, sistematizaciones y otros documentos que serán cargados en nuestra Biblioteca Virtual de Trabajo Social, la cual alberga más de 3000 documentos en texto completo para enriquecer el debate profesional en América Latina.
www.ts.ucr.ac.cr



--

Aprobada en Colombia Ley de Violencias contra las Mujeres.

APROBADA LEY DE VIOLENCIAS CONTRA LAS MUJERES

Todas y Todos-08-12-2008 - 9:31 pm

Hoy se dio a conocer en Colombia la aprobación de La Ley de Violencias contra las Mujeres que tipifica el acoso sexual y crea una serie de garantías para que las mujeres denuncien y se les brinde una adecuada protección legal. La Ley fue sancionada sin incluir el papel del Estado en la reparación y el restablecimiento del derecho a mujeres víctimas de violencia, punto que fue omitido por petición del Ejecutivo.

El jueves 4 de noviembre fue sancionada la Ley 1257 "Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres, se reforman los Códigos Penal, de Procedimiento Penal, la Ley 294 de 1996 y se dictan otras disposiciones"

La Ley aprobada es abordada desde la Constitución Política, el reconocimiento de derechos contenidos en los instrumentos internacionales de derechos de las mujeres ratificados por Colombia y la Jurisprudencia de la Corte Constitucional.

A partir de la fecha de aprobación la Ley 1257 comienza a regir y los Gobiernos Nacional, departamentales, distritales y municipales tienen la obligación de dar a conocer las disposiciones contenidas en dicha ley.

Se creará un comité de seguimiento a la implementación y cumplimiento de la Ley conformado por La Consejería para la Equidad de la Mujer en coordinación con la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo, contando además con las organizaciones de mujeres.

Cada año la Consejería deberá presentar un informe al Congreso de la República que muestre la situación de violencias contra las mujeres, los avances y retrocesos , así como el impacto de la Ley.

Esta Ley surge de la concertación de dos procesos que se venían gestando al rededor del tema de la formulación de normativas favorables para el ejercicio de los derechos de las mujeres colombianas: la Bancada de Mujeres y la Mesa de Trabajo por una vida libre de violencias para las mujeres, además de organizaciones de mujeres como La Ruta Pacífica de las Mujeres y La Casa de la Mujer, entre otras.

La Bancada de Mujeres fue conformada por 26 Senadoras y Representantes a la Cámara que representan el 9% del total de legisladores que tiene el Congreso, la cuota más baja de mujeres en 15 años.

La Mesa de Trabajo por una vida libre de violencias para las mujeres está integrada por organizaciones de mujeres, de derechos humanos, academia, organizaciones del Estado y feministas reconocidas, representantes de agencias del Sistema de Naciones Unidas, con el liderazgo de la Defensoría del Pueblo, a través de la Secretaría Técnica en la Delegada para defensa de derechos de Mujeres y Niñez.

El proceso de formulación y concertación de la ley llevó alrededor de dos años de trabajo riguroso y permanente. Desde noviembre de 2006 fue presentada al Congreso como una de las primeras acciones propuestas por la Bancada de Mujeres.

martes, 25 de noviembre de 2008

AUTO AYUDA PARA HOMBRES VIOLENTOS

"Grupo de autoayuda para hombres violentos"

El siguiente es un resumen del informe presentado por el Lic. R. Mattiozzi, su texto completo puede consultarse en el Centro de Documentación, o solicitar por correo electrónico a documentosmujer@buenosaires.gov.ar

El Programa "Grupo de autoayuda para hombres violentos" fue creado y coordinado por el Licenciado en psicología Raúl Mattiozzi, en el año 1997 hasta la actualidad, y brinda asistencia psicológica en situaciones derivadas del derecho de familia, mediante la ejecución de un Programa de Salud y Desarrollo Social en la Dirección General de la Mujer.

Se organizó en sus comienzos como un programa piloto intrainstitucional, cuya función era asistir aquellos casos de hombres con conductas violentas cuyas mujeres e hijos estaban en tratamiento en alguno de los C.I.M. o en la Casa-refugio de esta Dirección General.

A lo largo de los 10 años y más de 1.000 casos el Programa ha logrado constituirse en un servicio que se articula como respuesta funcional al sistema judicial por estar en el marco del art. 7, 2º párrafo de la ley 24.417 destinado exclusivamente a la violencia masculina intrafamiliar, brindando un espacio de contención, orientación, asesoramiento y asistencia para aquellos hombres convencidos de querer cambiar sus conductas violentas, cesar la persecución u hostigamiento a su pareja, hijos y/o familiares y recuperar una adecuada estabilidad emocional para poder cumplir con su derechos y obligaciones judiciales, laborales y paternales.

La OMS, en su "Informe mundial sobre la violencia y la salud" del año 2003, presenta algunas indicaciones, de las cuales algunas son consideradas de particular importancia.
El mismo es de manifiesto enfoque preventivo e insta a trabajar con colaboradores diversos y adoptar estrategias preventivas, metódicas e integrales, afirmando que la violencia puede preverse y prevenirse.
La cuarta y la quinta recomendación coinciden con el objetivo específico institucional del Programa "Grupo de autoayuda para hombres violentos" como son las medidas de prevención y la asistencia al agresor.
Ponen el acento en las respuestas de prevención primaria con indicaciones a programas para "un correcto ejercicio de la paternidad y un mejor funcionamiento de la familia".
Están referidos a disminuir el maltrato y abandono de los menores y a destacar la responsabilidad al padre y / o responsable del grupo familiar.

Coordinador: Lic. Raul Mattiozzi.

Durante estos últimos años, el Lic. Mattiozzi ha sido invitado a participar como especialista en el tema, en diversas provincias de nuestro país, así como en Tarija, Bolivia, y Santiago de Chile.

Tomado de Mail de Documentos Mujer de Argentina.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

LA CONCILIACIÓN

http://www.chisteyarticulo.com/search/label/articulos%20de%20familia
La conciliación, herramienta de diálogo.

Revista Ser familia.

Por Administrador a las 7:18

Publicado en: Artículos de familia .

www.ts.ucr.ac.cr





¿En qué consiste la conciliación?

Uno de los principales problemas que tenemos en la vida diaria es que cortamos la comunicación y dejamos de hablarnos. En la vida cotidiana se nos “olvida” hablar como lo hacíamos en el noviazgo o en los primeros meses de matrimonio. Aceptamos, tácitamente, situaciones que nos disgustan y se abre una brecha por culpa del orgullo y la falta de tolerancia....

Por eso existe la conciliación, un mecanismo alternativo para solucionar conflictos al cuál le da más realce. Con este mecanismo el Estado propicia un espacio para que los ciudadanos busquen acuerdos simples cuando se ha deteriorado su capacidad de diálogo.

Conciliar es acudir donde un “conciliador” y contarle el problema: “Mi esposo no me da dinero para la manutención de mis hijos”... El escucha a las dos partes, crea el clima de confianza necesario para que se expresen y trata de que lleguen a un entendimiento. El conciliador no tiene potestad para decidir, pero sí la capacidad para atraer a los dos afectados y ayudarles a limar asperezas. Lo que se logra conciliar queda registrado en un acta con carácter obligatorio para las partes.

¿Qué asuntos conciliar y para qué?

Cualquier asunto que atente contra la armonía familiar o contra la familia como institución básica de la sociedad, con el fin de recobrar la estabilidad familiar, o, por lo menos, de restablecer la sana comunicación entre seres civilizados. En otras palabras, todo comportamiento de un miembro de la familia que implique violencia, daño físico o psíquico, amenaza, maltrato, agresión, ofensa...

Reciben especial cuidado la violencia intrafamiliar, los atentados contra los derechos fundamentales de los niños: a la vida, a la integridad, a la salud, a tener una familia y a no ser separado de ella.

En forma práctica, son -por ejemplo- temas de conciliación: la regulación de visitas a hijos de padres separados, las cuotas alimentarías, la suspensión de actos que impliquen agresión física y psíquica a cualquier miembro de la familia, cualquier asunto económico.

También muchos de los procesos que se pretenden ventilar ante la jurisdicción de familia, tienen como requisito para abrir el proceso, llevar la constancia de que se agotó previamente una audiencia de conciliación. Entre ellos están: la separación de cuerpos, el divorcio que no sea de mutuo acuerdo, la declaración de la unión marital de hecho, la separación de bienes. Esto con el fin de ofrecer una alternativa de diálogo antes de iniciar un dispendioso trámite. Así se han restablecido muchas relaciones o, por lo menos, se ha evitado que el problema crezca.

¿Qué sentido tiene conciliar?

El ser humano muchas veces se crea los problemas. Crecimos en la cultura del pleito, de llevarnos el punto y, por lo general, no hemos aprendido a buscar soluciones a los problemas, a resolver, antes de poner la barrera del “No diálogo”, de la indiferencia.

La realidad nos muestra que los problemas que se originan desde la familia, nicho mínimo de la sociedad, necesariamente trascienden en forma de violencia e injusticia social. Y es precisamente por la realidad de violencia, de desintegración del ser humano, de rompimiento permanente de hogares, que estamos cobrando conciencia de que el camino es otro. Hace falta el diálogo, la tolerancia, el entendimiento del ser que está al frente... hace falta conciliar.

Vivimos en un estado de derecho donde la familia es reconocida especialmente por las constituciones nacionales y está protegida por muchas leyes. Aprovechemos la conciliación como herramienta que nos brinda el Estado para aprender a resolver los problemas desde adentro.

¿A quién acudir?

A la Comisaría de Familia más cercana a la residencia. Ella es la autoridad encargada, Procede a citar a la persona que está violando los principios mínimos de convivencia familiar y, como lo indicamos, trata de acercar a las partes para limar asperezas y eliminar conflictos.

sábado, 25 de octubre de 2008

Sentencia No. C-536/95

Sentencia No. C-536/95


JUEZ DE PAZ-Naturaleza jurídica

La institución de los jueces de paz se inscribe dentro del concepto de democracia participativa, al permitir la intervención del ciudadano en el cumplimiento de funciones del Estado, como lo es, en este caso, la judicial. Por otra parte, esta institución guarda también relación con algunos de los deberes que la Constitución consagra a cargo de la persona y del ciudadano, concretamente los de “propender al logro y mantenimiento de la paz” y el de “colaborar para el buen funcionamiento de la administración de justicia”. La norma constitucional encargada de regular las atribuciones de los jueces de paz, les asigna -de acuerdo con las prescripciones legales- la posibilidad de resolver en equidad los conflictos individuales y comunitarios. Al respecto, debe señalarse que el propósito fundamental de la actividad a ellos encomendada es la de que a través de sus decisiones se logre o se contribuya a lograr la paz, es decir, a alcanzar una mayor armonía entre los asociados y la tranquilidad de la persona humana, de acuerdo con el orden social, político y económico justo.

JUEZ DE PAZ-Decisiones/EQUIDAD

Sus decisiones escapan el ámbito de lo jurídico, no deben fundamentarse en esa labor única del juez ordinario de fallar conforme a lo que establece la ley. A través de la equidad, entonces, se pretende también administrar justicia pero, por mandato constitucional, en aquellos eventos de menor importancia en que el rigor de la ley no resulta aplicable o no prevé una situación específica. No se busca, por ende, reemplazar las funciones del aparato estatal encargado de dirimir en derecho los conflictos existentes sino, por el contrario, complementarlo.

CONTRAVENCION

Para evaluar si una persona cometió o no una contravención, a quien se le encargue definir ese asunto, ya sea un juez de la República o una autoridad administrativa, deberá adentrarse dentro de la esfera propia del campo penal y determinar la responsabilidad legal del infractor, de acuerdo con las prescripciones que sobre el particular determine la ley.

JUEZ DE PAZ-No pueden conocer contravenciones

Esta Corporación estima que efectivamente el asignar el conocimiento de las contravenciones, esto es de verdaderos hechos punibles, a los jueces de paz, contraviene la naturaleza de su cargo y el carácter de sus responsabilidades. En efecto, se ha visto que al juez de paz se le encarga dirimir conflictos menores -individuales o comunitarios- mediante fallos basados en la equidad y no en motivaciones jurídicas y sometidas únicamente al imperio de la ley. Siendo ello así, entonces carece de fundamento constitucional pretender que estos servidores puedan tomar una decisión en equidad cuando la naturaleza de la asignación contemplada en las normas demandadas implica necesariamente un juicio de carácter jurídico, en el que, se reitera, será necesario, con base en la máxima “nullum crimen, nulla poena sine lege”, determinar la existencia o no de lo tres elementos que hacen parte de todo hecho punible.

AUTORIDAD DE POLICIA-Conocimiento de hechos punibles/NORMA TRANSITORIA/CONGRESO DE LA REPUBLICA-Conveniencia de expedición de normas

El artículo Transitorio 28 del Estatuto Superior prevé que las atribuciones de las autoridades de policía en comento se mantendrán hasta tanto no se expida la ley que le confiera esas responsabilidades a las autoridades judiciales. Y ocurre que, contrario a lo dispuesto en otras normas transitorias de la Carta, lamentablemente el Constituyente no dispuso término alguno para que el legislador cumpliese con la referida labor. Mal podría esta Corporación entrar a fijar ese lapso, pues ello equivaldría, ni más ni menos, a condicionar la actividad del legislador y a consagrar una situación que la Carta Política no ha previsto. Lo anterior no obsta para considerar la conveniencia de que el Congreso de la República expida, dentro de un término razonable, la ley que desarrolle el citado artículo transitorio. Se tiene que las disposiciones acusadas prácticamente se limitan a transcribir lo dispuesto en el artículo Transitorio 28 superior. En ese orden de ideas y con base en las consideraciones expuestas en el citado pronunciamiento, esta Corporación declarará su exequibilidad, pero advertiendo que ellas mantendrán su vigencia constitucional y jurídica sólo hasta el momento en que el Congreso profiera la ley que establezca la competencia de las autoridades judiciales a la que se ha hecho referencia.




Ref.: Expediente No. D-950
Demanda de inconstitucionalidad contra los artículos 77 y 3o. transitorio del Capítulo IV, Libro V del Decreto-Ley 2700 de 1991, e inciso 2o. del artículo 17 de la Ley 65 de 1993.

Actor: Jaime Córdoba Triviño

Magistrado Ponente:
Dr. VLADIMIRO NARANJO MESA

Tema: Jueces de paz


Santafé de Bogotá, D.C., veintitrés (23) de noviembre de mil novecientos noventa y cinco (1995).


I. ANTECEDENTES

El ciudadano Jaime Córdoba Triviño, en ejercicio de la acción pública de inconstitucionalidad consagrada en los artículos 241 y 242 de la Constitución Política, demandó la inexequibilidad de los artículos 77 y 3o. transitorio del Capítulo IV, Libro V del Decreto-Ley 2700 de 1991, e inciso 2o. del artículo 17 de la Ley 65 de 1993.


Admitida la demanda, se ordenaron las comunicaciones constitucionales y legales correspondientes; se fijó en lista el negocio en la Secretaría General de la Corporación para efectos de la intervención ciudadana y, simultáneamente, se dio traslado al Procurador General de la Nación, quien rindió el concepto de su competencia.

Una vez cumplidos todos los trámites previstos en el artículo 242 de la Constitución y en el decreto 2067 de 1991, procede la Corte a resolver sobre la demanda de la referencia.

II. TEXTO DE LA NORMA ACUSADA


El tenor literal de las disposiciones demandadas es el siguiente:

“Decreto Ley 2700 de 1991
“Por el cual se expiden las normas del procedimiento penal
".................................................................................................................."
"Art. 77.- Competencia de los Jueces de Paz. Los jueces de paz conocen de las contravenciones".

"Art. 3o. transitorio.- Jueces de paz. La ley creará los jueces de paz con la competencia señalada en este Código. Mientras se establece esta jurisdicción especial se faculta a los actuales inspectores de policía".

Ley 65 de 1993
“Por medio de la cual se expide el Código Penitenciario y Carcelario
".............................................................................................................."
"Art. 17 Inciso 2o.- Mientras se expide la ley que atribuya a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionables actualmente con pena de arresto por las autoridades de policía, éstas continuarán conociendo de los mismos".

III. LA DEMANDA

1. Normas constitucionales que se consideran infringidas

Estima el actor que las disposiciones acusadas son violatorias de los artículos 3, 4, 28, 29, 114, 116, 121, 229, 247 y 28 Transitorio de la Constitución Política.

2. Fundamentos de la demanda

Para el actor, la administración de justicia es una función pública a cargo del Estado, y como tal, representa el ejercicio de una potestad pública y soberana en cabeza exclusiva del Estado, la cual es indelegable. Existe, por tanto, una estricta competencia reglada en materia de administración de justicia, en el sentido de que únicamente las autoridades judiciales señaladas en el primer inciso del artículo 116 de la Constitución, las autoridades administrativas y los particulares en algunos casos señalados por la ley, tienen potestad judicial, dentro de unos parámetros fijados por la Carta.

Sin embargo -arguye-, en materia de juzgamiento de hechos punibles -delitos y contravenciones-, la Constitución ha reservado el conocimiento de estos comportamientos humanos exclusiva y reservadamente a las autoridades judiciales.

Así pues, el atribuir a los jueces de paz el conocimiento de las contravenciones, como lo hacen las normas acusadas, significaría reconocerlos como autoridades judiciales propiamente dichas, lo que distorsionaría el origen y la naturaleza de la figura constitucional, así como el objeto para el cual fue creada. Tampoco podría decirse que los jueces de paz sean las mismas autoridades de policía a las que en forma transitoria les asigna competencia la norma, mientras se expide la ley que atribuye a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionables actualmente con pena de arresto. Los preceptos demandados están atribuyendo entonces competencias no autorizadas por la Constitución a funcionarios que tan sólo pueden dirimir conflictos de carácter individual y comunitario, pero que no pueden condenar o absolver a los imputados de la comisión de hechos punibles de tipo contravencional.

Según el defensor del pueblo, las normas demandadas lo que están permitiendo es una delegación de la función pública de administrar justicia propia de las autoridades judiciales, que como tal es indelegable, contrariando así el principio constitucional de que ninguna autoridad podrá ejercer funciones distintas de las que le atribuyen la Constitución y la Ley -art. 121 C.N.-

Señala que la nueva Constitución, dentro del concepto de democracia participativa que la inspira y frente a la necesidad de lograr una pronta y cumplida justicia, con participación directa y responsable del ciudadano y bajo su permanente vigilancia, instituyó la jurisdicción de los jueces de paz o “jueces de la convivencia”, encargados de resolver en equidad conflictos individuales y comunitarios, sin formalismos procesales y con facultades de conminación.

Es éste el marco teórico constitucional de la función de estos ciudadanos o servidores populares, que si bien por la naturaleza de su gestión y por conformar una jurisdicción especial, serán administradores de justicia en equidad; la potestad que les asignan las normas acusadas choca abiertamente con la naturaleza de la función para la cual fueron creados.

No son para el demandante equiparables la figura de la contravención que las normas acusadas le asignan para su conocimiento a los jueces de paz, con la del conflicto individual y comunitario que les señala la Constitución. Mientras para las primeras su juzgamiento requiere por parte del funcionario judicial un verdadero juicio de responsabilidad penal, donde se requiere conjugar criterios obligatorios -la ley positiva-, con criterios auxiliares -doctrina, equidad, jurisprudencia y principios generales-, para los segundos su resolución está sujeta a criterios de equidad.

Considera, en consecuencia, que los jueces de paz no fueron creados para remplazar a los actuales inspectores de policía, ni ésta pudo ser la intención del constituyente, en cuanto hace relación al conocimiento de las contravenciones que den lugar a retención transitoria o arresto. Por el contrario, su intención fue asignar de manera expresa esta función a los jueces y tribunales.


De otro lado, argumenta el interviniente que la segunda parte del artículo 3o transitorio del Decreto-Ley 2700 de 1991 y el inciso 2o del artículo 17 de la Ley 65 de 1993, presentan lo que él denomina una “inconstitucionalidad por omisión”, pues en su parecer ellas establecen en forma permanente la competencia de las autoridades de policía para conocer de hechos punibles sancionables con pena de arresto, cuando el artículo 28 transitorio de la Carta sólo permitió esa situación en forma provisional mientras se expedía la ley que radicara esa competencia en las autoridades judiciales, según lo prevé el artículo 28 superior.

IV. CONCEPTO DEL PROCURADOR GENERAL DE LA NACION

En la oportunidad legal, el señor procurador general de la Nación (E) se pronunció sobre la demanda presentada por el actor y solicitó a esta Corporación que se declare la inexequibilidad de las normas acusadas, de acuerdo con los argumentos que se enuncian a continuación.

Al respecto, sostiene:

“las contravenciones comparten, junto con los delitos, la categoría de hechos punibles. Por tal razón, les son aplicables las consideraciones realizadas en torno al principio de legalidad, como consecuencia de lo cual surge con claridad el que sólo puedan ser materia de conocimiento por parte de falladores en derecho y no en equidad.

“Téngase en cuenta que las contravenciones describen ciertas conductas como contrarias al orden jurídico y, aunque en grado relativamente leve en comparación con los delitos, hacen que quien las ejecute sea acreedor a la imposición de medidas correctivas.

“Estas tienen un rango que va desde la amonestación pública o privada, la reprensión, la retención física de la personas, la expulsión de algún sitio, etc.; tal como acontece respecto de las contravenciones ordinarias (consignadas en el Título II del Libro 3o. del Código Nacional de Policía), hasta las penas pecuniarias o el arresto, tal como ocurre con las contravenciones especiales, contenidas en el Decreto Legislativo No. 522 de 1971 (arts. 11 a 59) y en la Ley 23 de 1991.


“Teniendo en cuenta que las faltas contravencionales se reprenden, en su mayoría, con medidas restrictivas de la libertad personal, es importante resaltar la gravedad de que, a la luz de un Estado de Derecho, las decisiones que la afecten, referidas bien a la definición de la conducta, al procedimiento a seguir o a la sanción como tal, no se sujeten a los términos de la legalidad.

“Este Despacho considera que la competencia de los jueces de paz en materia penal debe ser restringida y circunscribirse en cambio a la solución de divergencias relativas a derecho disponibles, transables y de orden particular”.

En cuanto al argumento de la llamada “inconstitucionalidad por omisión”, el interviniente lo comparte, pues estima que no es posible dentro del ordenamiento jurídico colombiano consagrar disposiciones que establezcan la posibilidad de que autoridades diferentes a las judiciales puedan decidir acerca de la privación de la libertad de los asociados.

Sobre este asunto, manifestó:

“Pero con el mandato del inciso 2o del artículo 17 de la Ley 65 de 1993, el legislador no solamente se eximió a sí mismo de la obligación de expedir el mencionado régimen, configurándose con ello, tal como lo afirma el demandante, una omisión a sus deberes de orden constitucional; sino que además estableció un sistema permanente de administración de justicia incompatible con el texto del Ordenamiento Superior, de acuerdo con los planteamientos arriba señalados”.

Finalmente, el señor procurador (E) solicita a esta Corporación aplicar la unidad normativa y declarar también inexequible las expresiones “en materia penal” y “los jueces de paz” del artículo 66 del Código de Procedimiento Penal.

VI. CONSIDERACIONES DE LA CORTE

1. La competencia

Por dirigirse la demanda contra una norma que hace parte de un decreto con fuerza de ley, y contra otra que hace parte de una ley de la República, es competente la Corte Constitucional para decidir sobre su constitucionalidad, según lo prescribe los numerales 4o. y 5o. del artículo 241 de la Carta Fundamental.

2. Naturaleza jurídica de los jueces de paz

Uno de los objetivos principales que se propuso el constituyente de 1991 en materia de administración de justicia, fue el de agilizarla, a través de procedimientos que permitan la descongestión de los despachos judiciales y garanticen el acceso a ella de todos los ciudadanos. A tal efecto, la Constitución Política consagró, de un lado, la posibilidad de que los particulares sean investidos transitoriamente de la función de administrar justicia, en condición de conciliadores o de árbitros habilitados por las partes, para proferir fallos en derecho o en equidad (Art. 116 C.P.); de otro lado, le atribuyó función jurisdiccional en materias precisas a determinadas autoridades administrativas (ibídem); y, por otro lado, estableció las llamadas jurisdicciones especiales (título VIII, Capítulo 5) en cabeza de las autoridades de los pueblos indígenas, dentro de su ámbito territorial (Art. 246 C.P.), por una parte, y los jueces de paz (Art. 247 C.P.) por la otra. Se trata, en todos estos casos, de mecanismos que buscan, como antes se señaló, hacer más expedita la administración de justicia en tratándose de zanjar controversias que no revistan especial significación jurídica, pero que de todas formas puedan alterar la pacífica convivencia de los ciudadanos, individualmente considerados, o de las comunidades a las cuales pertenecen.

La institución de los jueces de paz se inscribe dentro del concepto de democracia participativa, al permitir la intervención del ciudadano en el cumplimiento de funciones del Estado, como lo es, en este caso, la judicial. Por otra parte, esta institución guarda también relación con algunos de los deberes que la Constitución consagra a cargo de la persona y del ciudadano, concretamente los de “propender al logro y mantenimiento de la paz” (Art. y 95-6 C.P.) y el de “colaborar para el buen funcionamiento de la administración de justicia” (Art. 95-7 C.P.).

Ahora bien, la norma constitucional encargada de regular las atribuciones de los jueces de paz (Art. 247), les asigna -de acuerdo con las prescripciones legales- la posibilidad de resolver en equidad los conflictos individuales y comunitarios. Al respecto, debe señalarse que el propósito fundamental de la actividad a ellos encomendada, como se explicó, es la de que a través de sus decisiones se logre o se contribuya a lograr la paz (Art. 22 C.P.), es decir, a alcanzar una mayor armonía entre los asociados y la tranquilidad de la persona humana, de acuerdo con el orden social, político y económico justo.

Como puede apreciarse, el juez de paz cumple con una relevante labor conciliadora, pues busca una solución que, además de justa, pueda ser concertada. Sin embargo, teniendo en consideración que no es posible llegar siempre a un amigable acuerdo, al juez se le da la capacidad de fallar, de resolver por vía de autoridad el conflicto que se le pone de presente, de forma que sus decisiones cuentan con fuerza obligatoria y definitiva, según el procedimiento y los parámetros que fije la ley.

Para efectos del asunto bajo examen, resulta de especial trascendencia la responsabilidad de los jueces de paz de resolver los conflictos con base en la equidad, pues las decisiones que ellos adopten se basarán en la aplicación del recto criterio que lleve a la solución justa y proporcionada de los conflictos humanos. En otras palabras, sus decisiones escapan el ámbito de lo jurídico, no deben fundamentarse en esa labor única del juez ordinario de fallar conforme a lo que establece la ley. A través de la equidad, entonces, se pretende también administrar justicia pero, por mandato constitucional, en aquellos eventos de menor importancia en que el rigor de la ley no resulta aplicable o no prevé una situación específica. No se busca, por ende, reemplazar las funciones del aparato estatal encargado de dirimir en derecho los conflictos existentes sino, por el contrario, complementarlo.

Finalmente, los conflictos que debe resolver el juez de paz son individuales o comunitarios. Se trata, en últimas, que personas que en principio no cuentan con una formación jurídica, pero que son reconocidas dentro de la comunidad a la que pertenecen por su capacidad, su ecuanimidad y su sentido de la justicia, puedan ocuparse de asuntos que por su sencillez no ameriten el estudio por parte de la rama judicial, ni supongan un conocimiento exhaustivo del derecho. Con todo, valga anotar que se trata de inconvenientes en apariencia pequeños o intranscendentes, pero que afectan de manera profunda la convivencia diaria y pacífica de una comunidad, por lo que la labor a ellos asignada resulta a todas luces esencial.

De acuerdo con lo expuesto, se debe establecer si el juez de paz, dadas las características constitucionales de su gestión, puede ocuparse del conocimiento de las contravenciones que el legislador le asigna en las normas demandadas. Para llegar a una conclusión, conviene pronunciarse someramente acerca de este tipo de hechos punibles.

3. Las contravenciones y los delitos

El ordenamiento jurídico colombiano se fundamenta, tal como lo establecen el artículo 28 de la Constitución Política y el artículo 1o. del Código Penal (Ley 100 de 1980), en la máxima jurídica consignada en el siguiente aforismo: “nullum crimen, nulla poena sine lege; nulla poena sine iudicio legale et nemo iudex sine lege ”. Con ello, se busca que cualquier persona que cometa un hecho punible sólo pueda ser condenada y privada de la libertad con base en la ley penal vigente al momento de ocurridos los hechos. De igual forma, se requiere que la conducta desplegada, según las voces del artículo 2o. del Código Penal, sea “típica, antijurídica y culpable”.

Dentro de ese orden de ideas, el legislador quiso dividir los hechos punibles en dos grandes categorías: los delitos y las contravenciones (Art. 18). Respecto de los primeros, la doctrina ha señalado:

“Es aquel comportamiento humano que, a juicio del legislador, compromete las condiciones de existencia, conservación y desarrollo de la comunidad y exige como sanción una pena criminal. En un plano estrictamente jurídico, debe entenderse por delito aquel comportamiento humano, típicamente antijurídico y culpable, conminado con sanción penal”.

En cuanto a las contravenciones, asunto que merece especial atención en esta oportunidad, la doctrina ha sostenido:

“Es aquel comportamiento humano que, a juicio del legislador, produce un daño social de menor entidad que el delito y por eso se conmina con sanciones generalmente leves. Por lo general las contravenciones están previstas en los Códigos de Policía”.

Por su parte, el “Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual” expresa:

“En lo penal. Dentro de los ordenamientos, como el francés, que establecen una división tripartita de las infracciones penales: crímenes, delitos y contravenciones, la más leve, el simple quebrantamiento de ordenanzas municipales o reglamentos de policía, reprimida con penas de carácter más bien administrativo. Vienen así a constituir las faltas de la legislación penal hispanoamericana”.

Frente a las consideraciones precedentes, algunos tratadistas han planteado algunas reservas acerca de las diferencias existentes entre las contravenciones y los delitos. Luis Carlos Pérez, por ejemplo, explica:

“Tan artificiosa como la clasificación tripartita es la bipartita de delitos y contravenciones, pues los hechos constitutivos son análogos o tienen igual naturaleza, a poco que se ahonde en la cuestión. Para sostener la distinción y aun la diferencia se alegan motivos que no resisten el análisis, y siempre se llega a la misma solución desde ciertos puntos de vista, un acto es delictivo; desde otros, ese acto es contravencional. Revísanse enseguida los pretendidos caracteres diferenciales.

“1. Los delitos atacan sentimientos ético-sociales, mientras que las contravenciones no producen efecto lesivo en esa esfera. Razón difícil de aceptar porque no hay un catálogo de esos sentimientos -ético-sociales, y si fuera posible conformarlo no regiría para toda una comunidad, sino para determinadas agrupaciones. Además, la práctica señala contravenciones cometidas contra los vínculos de solidaridad social, contra los deberes humanos y contra intereses de gran ascendencia pública, más nocivos que un número considerable de delitos.




2. Los delitos quebrantan un derecho y ofenden el orden social, mientras que las contravenciones violan apenas un reglamento, como que su función es la de disciplinar mediante sanciones breves rápidamente impuestas. Tampoco es fundado el argumento, porque las contravenciones también quebrantan el orden preestablecido y a veces más seriamente que muchos delitos. De otro lado, el reconocimiento y la aplicación de elementos que antes se tenían en cuenta únicamente para los delitos (tipicidad, antijuridicidad, culpabilidad), obligan a estudiar las contravenciones en la ley y en la persona, no sólo en el capricho de los reglamentos.

3. Afírmase que de las contravenciones conoce la policía y de los delitos la justicia ordinaria. Diferencia que carece de sustento porque hay conductas cuyo juzgamiento se atribuye indistintamente a los funcionarios de la rama jurisdiccional y a los administrativos.

4. También argúyese que las contravenciones tienen menor pena que los delitos, cosa rotundamente negada por el derecho penal administrativo. La multa a una empresa por desobedecer exigencias sobre su funcionamiento es a veces tan elevada que conlleva el cierre de actividades o el cambio de labores, afectando a numerosas personas confiadas en quienes fallaron por culpa o dolo en los manejos. La disolución de una compañía equivale a la muerte civil. La anulación de una licencia puede ocasionar catástrofes financieras. La suspensión de una personería es medida equivalente a la pérdida de la libertad con que se sancionan muchos delitos".

Para efectos de la materia que ocupa la atención de esta Corte, baste señalar que no interesa si se comparten o no los conceptos sobre las diferencias existentes entre delitos y contravenciones, cuando lo cierto es que estas últimas son en realidad hechos punibles, cuya su comisión implica que deberá analizarse la presencia de todos los elementos que lo integran de acuerdo con el artículo 2o del Código Penal. En otras palabras, para evaluar si una persona cometió o no una contravención, a quien se le encargue definir ese asunto, ya sea un juez de la República o una autoridad administrativa, deberá adentrarse dentro de la esfera propia del campo penal y determinar la responsabilidad legal del infractor, de acuerdo con las prescripciones que sobre el particular determine la ley.



4. Examen de los cargos.

4.1. Primer cargo: el conocimiento de las contravenciones por los jueces de paz

El primer argumento de constitucionalidad presentado por el defensor del pueblo, radica en que, para él y para el señor procurador general de la Nación (E), resulta contrario a las responsabilidades propias del juez de paz el que la ley le hubiese atribuido el conocimiento de las contravenciones.

De conformidad con las consideraciones expuestas en los acápites anteriores, esta Corporación estima que efectivamente el asignar el conocimiento de las contravenciones, esto es de verdaderos hechos punibles, a los jueces de paz, contraviene la naturaleza de su cargo y el carácter de sus responsabilidades. En efecto, se ha visto que al juez de paz se le encarga dirimir conflictos menores -individuales o comunitarios- mediante fallos basados en la equidad y no en motivaciones jurídicas y sometidas únicamente al imperio de la ley. Siendo ello así, entonces carece de fundamento constitucional pretender que estos servidores puedan tomar una decisión en equidad cuando la naturaleza de la asignación contemplada en las normas demandadas implica necesariamente un juicio de carácter jurídico, en el que, se reitera, será necesario, con base en la máxima “nullum crimen, nulla poena sine lege”, determinar la existencia o no de lo tres elementos que hacen parte de todo hecho punible. Tamaño compromiso debe recaer únicamente en aquellas personas que han logrado una debida preparación y conocimiento jurídicos, de forma tal que sus decisiones sean decantadas y, sobretodo, fundamentadas en derecho.

Lo anterior no significa en modo alguno que el juez de paz no pueda conocer de conflictos menores que de una forma u otra se relacionen con las contravenciones que hubiesen sido definidas por el legislador. Sin embargo, en ese caso, el o los afectados deberán escoger uno de dos caminos: o se someten a un fallo en equidad, o plantean su situación ante una autoridad que resolverá su conflicto bajo una óptica jurídica. Lo que no puede ocurrir y lo que vulnera el artículo 247 superior, se insiste, es que a quien constitucionalmente sólo pueda fallar en equidad se le obligue ahora a decidir en derecho.

Resulta forzoso, entonces, declarar la inexequibilidad del artículo 77 y de la expresión “con la competencia asignada en ese Código” contenida en el artículo 3o transitorio del Decreto 2700 de 1991.

4.2. Segundo cargo: la inconstitucionalidad por omisión contemplada en la segunda parte del artículo 3o transitorio del decreto 2700 de 1991 y en el inciso segundo del artículo 17 de la Ley 65 de 1993.

Para el demandante y para el jefe (E) del Ministerio Público, las prescripciones contempladas en las citadas normas desconocen los artículos 28 y 28 Transitorio del Estatuto Fundamental, pues según ellos el legislador, al establecer supuestamente de manera indefinida la competencia de las autoridades de policía para conocer de hechos punibles sancionables con pena de arresto, perpetuó una situación que la Carta Política había definido como temporal.

Para una mayor claridad, conviene transcribir en su totalidad el artículo 17 de la Ley 65 de 1993:

“Ley 65 de 1993
“Por medio de la cual se expide el Código Penitenciario y Carcelario
".............................................................................................................."
"Art. 17.- Cárceles departamentales y municipales. Corresponde a los departamentos, municipios, áreas metropolitanas y al Distrito Capital de Santafé de Bogotá, la creación, fusión o supresión, dirección, organización, administración, sostenimiento y vigilancia de las cárceles para las personas detenidas preventivamente y condenadas por contravenciones que impliquen privación de la libertad, por orden de autoridad policiva.

“Mientras se expide la ley que atribuya a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionables actualmente con pena de arresto por las autoridades de policía, éstas continuarán conociendo de los mismos. Los castigados por contravenciones serán alojados en pabellones especiales.

“El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario ejercerá la inspección y vigilancia de las cárceles de las entidades territoriales.

“En los presupuestos municipales y departamentales, se incluirán las partidas necesarias para los gastos de sus cárceles, como pagos de empleados, raciones de presos, vigilancia de los mismos, gastos de remisiones y viáticos, materiales y suministros, compra de equipos y demás servicios.

“Los gobernadores y alcaldes respectivamente, se abstendrán de aprobar o sancionar según el caso, los presupuestos departamentales o municipales que no llenen los requisitos señalados en este artículo.

“La Nación y las entidades territoriales podrán celebrar convenios de integración de servicios, para el mejoramiento de la infraestructura y el sostenimiento de los centros de reclusión del sistema penitenciario y carcelario”.

En primer término, conviene anotar que, dentro del contexto del artículo citado, el aparte objeto de la presente demanda de inconstitucionalidad guarda estrecha relación con el objetivo de la Ley 65 de 1993, pues -como es fácil de advertir- se trata de regular la situación jurídica y fáctica de quienes han sido privados de la libertad, ya sea por orden de una autoridad judicial o, excepcionalmente, de policía. Nótese, por lo demás, que la última expresión del inciso segundo de la norma -que no fue transcrita por el actor- justifica la inclusión de la medida que ahora se cuestiona dentro de una ley encargada de regular el sistema nacional penitenciario y carcelario.

Ahora bien, en lo que atañe a la argumentación de fondo, la Corte estima que le asiste en parte razón al defensor del pueblo cuando afirma que las normas acusadas no establecen una situación transitoria en materia de privación de la libertad por parte de las autoridades de policía, lo cual no interpreta cabalmente el espíritu del artículo 28 de la Carta Política. Sin embargo, no por ello puede declararse en forma automática su inconstitucionalidad. En efecto, el artículo Transitorio 28 del Estatuto Superior prevé que las atribuciones de las autoridades de policía en comento se mantendrán hasta tanto no se expida la ley que le confiera esas responsabilidades a las autoridades judiciales. Y ocurre que, contrario a lo dispuesto en otras normas transitorias de la Carta, lamentablemente el Constituyente no dispuso término alguno para que el legislador cumpliese con la referida labor. Mal podría esta Corporación entrar a fijar ese lapso, pues ello equivaldría, ni más ni menos, a condicionar la actividad del legislador y a consagrar una situación que la Carta Política no ha previsto. Lo anterior no obsta para considerar la conveniencia de que el Congreso de la República expida, dentro de un término razonable, la ley que desarrolle el citado artículo transitorio.

Por lo demás, sobre la constitucionalidad de este tipo de normas legales sustentadas en la referida norma superior, ha establecido esta Corporación:

“Para poder sostener la competencia de las autoridades de policía en cuanto al conocimiento de los hechos punibles sancionables con pena de arresto mientras se expide la ley que lo radique en cabeza de autoridades judiciales, fue indispensable la expedición de una norma temporal expresamente orientada a ello, cuyo carácter es excepcional y restrictivo (artículo 28 Transitorio de la Constitución). He allí el único sustento constitucional actual de esa extraordinaria competencia administrativa. A la luz de la normatividad constitucional permanente no puede haber privación de la libertad que, con las salvedades dichas, provenga de autoridad diferente de la judicial. La Corte no encuentra, entonces, que las normas acusadas violen el artículo 116 de la Constitución y, en consecuencia, serán declaradas exequibles, pero se advierte que cuando la ley establezca la jurisdicción especial de que se trata, los artículos ahora acusados, en cuanto consagren la posibilidad de que las autoridades administrativas indicadas sancionen contravenciones especiales con pena de arresto, habrán perdido vigencia dada su incompatibilidad con el artículo 28 permanente de la Constitución. Es decir, quedarán derogados por la Carta Política ante la desaparición del precepto transitorio que había prorrogado su vigencia de manera temporal”.

Se tiene, entonces, que las disposiciones acusadas prácticamente se limitan a transcribir lo dispuesto en el artículo Transitorio 28 superior. En ese orden de ideas y con base en las consideraciones expuestas en el citado pronunciamiento, esta Corporación declarará su exequibilidad, pero advertiendo que ellas mantendrán su vigencia constitucional y jurídica sólo hasta el momento en que el Congreso profiera la ley que establezca la competencia de las autoridades judiciales a la que se ha hecho referencia.

DECISIÓN

En mérito de lo expuesto, la Sala Plena de la Corte Constitucional, oído el concepto del señor Procurador General de la Nación y cumplidos los trámites previstos en el decreto 2067 de 1991, administrando justicia en nombre del pueblo y por mandato de la Constitución,

R E S U E L V E :


PRIMERO.- Declarar INEXEQUIBLES el artículo 77 del Decreto 2700 de 1991, y la expresión “La ley creará los jueces de paz con la competencia asignada en este Código”, contenida en el artículo 3o transitorio del mismo decreto.

SEGUNDO.- Declarar EXEQUIBLES la expresión “Mientras se establece esta jurisdicción especial se faculta a los actuales inspectores de policía” contenida en el artículo 3o transitorio del Decreto 2700 de 1991, así como la expresión “Mientras se expide la ley que atribuya a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionables actualmente con pena de arresto por las autoridades de policía, éstas continuarán conociendo de los mismos” contenida en el inciso segundo del artículo 17 de la Ley 65 de 1993, bajo el entendido de que estas normas perderán su vigencia constitucional y jurídica una vez el Congreso de la República expida la ley a la que hace referencia el artículo Transitorio 28 de la Constitución Política.

Cópiese, notifíquese, publíquese, comuníquese al Gobierno Nacional y al Congreso de la República, insértese en la Gaceta de la Corte Constitucional y archívese el expediente.



JOSÉ GREGORIO HERNANDEZ GALINDO
Presidente



JORGE ARANGO MEJIA
Magistrado


ANTONIO BARRERA CARBONELL
Magistrado


EDUARDO CIFUENTES MUÑOZ
Magistrado


CARLOS GAVIRIA DIAZ
Magistrado


HERNANDO HERRERA VERGARA
Magistrado


ALEJANDRO MARTINEZ CABALLERO
Magistrado


FABIO MORON DIAZ
Magistrado


VLADIMIRO NARANJO MESA
Magistrado Ponente


MARTHA VICTORIA SACHICA DE MONCALEANO
Secretaria General

Salvamento parcial de voto a la Sentencia No. C-536/95


AUTORIDAD DE POLICIA-Improcedencia para seguir conociendo hechos punibles/CONTRAVENCION PUNIBLE/CONGRESO DE LA REPUBLICA-Improcedencia de prolongación de régimen temporal (Salvamento de voto)

La ley que, luego de la promulgación de la Constitución, se ha expedido, se ha abstenido de efectuar la esperada atribución de competencia a las autoridades judiciales y, en su lugar, ha reiterado que sobre los mismos hechos seguirán conociendo las autoridades de policía. A nuestro juicio, si bien el Constituyente podía temporalmente congelar la competencia administrativa, al Legislador únicamente competía producir la cesación de dicho régimen y radicar en cabeza de la rama judicial el conocimiento de los referidos hechos punibles, como, además, corresponde a la garantía del debido proceso. Escapa a la función del Congreso, prolongar el régimen temporal que, justamente, tiene este carácter mientras este órgano se ocupa de la materia. Mal puede la ley eludir el tema de la configuración definitiva y normal de las competencias judiciales, optando por la extensión de una situación puramente transitoria.

INEXEQUIBILIDAD POR OMISION (Salvamento de voto)

Si el órgano legislativo, en verdad, pretendía ceñirse a la Constitución y no incurrir en una patente inexequibilidad por omisión, ha debido entrar en el fondo y ejercitar sus poderes con miras a atribuir la competencia a las autoridades judiciales, para lo cual el lapso transcurrido desde la promulgación de la Carta es más que razonable. Del artículo 28 transitorio, se deriva en favor del Congreso una competencia normativa para ordenar el conocimiento judicial de los hechos punibles castigados con arresto y, en modo alguno, una facultad para darle carácter indefinido al régimen provisional, así sea utilizando la misma formula semántica empleada por el Constituyente. En realidad, no ha podido ser en este caso más palmaria la inexequibilidad por omisión del órgano legislativo.



Ref: Expediente D-950

Demanda de inconstitucionalidad contra los artículos 77 y 3o. transitorio del Capítulo IV, Libro V del Decreto-Ley 2700 de 1991, e inciso 2o. del artículo 17 de la Ley 65 de 1993.

Actor: Jaime Córdoba Triviño

Magistrado Ponente:
Dr. VLADIMIRO NARANJO MESA


Con todo respeto discrepamos de la declaratoria de exequibilidad del artículo 17, inciso 2o, de la ley 65 de 1993, el cual en nuestro concepto vulnera la Constitución Política, por las siguientes razones.

A tenor de la disposición citada, “Mientras se expide la ley que atribuya a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionables actualmente con pena de arresto por las autoridades de policía, éstas continuarán conociendo de los mismos”. La exequibilidad se funda en que “las disposiciones acusadas prácticamente se limitan a transcribir lo dispuesto en el artículo 28 transitorio superior”.

El artículo 28 transitorio faculta al Legislador para asignar a las autoridades judiciales, el conocimiento de los hechos punibles que a la fecha de la promulgación de la Constitución - como se desprende de la expresión “actualmente” que utiliza la norma provisional - correspondían a la competencia de las autoridades de policía. De acuerdo con dicha norma, las autoridades de policía continuarán conociendo de tales hechos, mientras se expide la ley que disponga el cambio de competencia.

La ley que, luego de la promulgación de la Constitución, se ha expedido, se ha abstenido de efectuar la esperada atribución de competencia a las autoridades judiciales y, en su lugar, ha reiterado que sobre los mismos hechos seguirán conociendo las autoridades de policía. A nuestro juicio, si bien el Constituyente podía temporalmente congelar la competencia administrativa, al Legislador únicamente competía producir la cesación de dicho régimen y radicar en cabeza de la rama judicial el conocimiento de los referidos hechos punibles, como, además, corresponde a la garantía del debido proceso ( C.P. art. 29 ). Escapa a la función del Congreso, prolongar el régimen temporal que, justamente, tiene este carácter mientras este órgano se ocupa de la materia. Mal puede la ley eludir el tema de la configuración definitiva y normal de las competencias judiciales, optando por la extensión de una situación puramente transitoria.

Así como más tarde, una vez radicada la competencia en cabeza de las autoridades judiciales, no podrá el legislador ordenar que se regrese al sistema administrativo anterior, tampoco puede admitirse que bajo el imperio de la Constitución, la primera norma legal que tiene la oportunidad de regular la materia se limite a reiterar la vigencia del régimen temporal que, cabalmente, debía modificarse en el sentido constitucionalmente indicado, vale decir, atribuyendo a las autoridades judiciales la competencia para conocer de los hechos punibles sancionables con pena de arresto.

De este modo, el régimen transitorio se torna permanente. Se olvida que la misión del Legislador no es la de conceder plazos a la vigencia precaria de un régimen que no armoniza con las garantías constitucionales y que, por consiguiente, debería ser eminentemente provisional. Si el órgano legislativo, en verdad, pretendía ceñirse a la Constitución y no incurrir en una patente inexequibilidad por omisión, ha debido entrar en el fondo y ejercitar sus poderes con miras a atribuir la competencia a las autoridades judiciales, para lo cual el lapso transcurrido desde la promulgación de la Carta es más que razonable. Del artículo 28 transitorio, se deriva en favor del Congreso una competencia normativa para ordenar el conocimiento judicial de los hechos punibles castigados con arresto y, en modo alguno, una facultad para darle carácter indefinido al régimen provisional, así sea utilizando la misma formula semántica empleada por el Constituyente. En realidad, no ha podido ser en este caso más palmaria la inexequibilidad por omisión del órgano legislativo.



ANTONIO BARRERA CARBONELL
Magistrado




EDUARDO CIFUENTES MUÑOZ
Magistrado




CARLOS GAVIRIA DIAZ
Magistrado






ALEJANDRO MARTINEZ CABALLERO
Magistrado

jueves, 2 de octubre de 2008

EL MIEDO

La utilidad de un enemigo que se pueda designar con el nombre más genérico
y amenazante posible, es enorme: separa automáticamente a la sociedad entre buenos
y malos mediante una línea divisoria que no dejaría la menor duda: se está a un lado
o al otro, de manera íntegra, sin contemplaciones.

El miedo a un enemigo así diseñado obviamente funge como control, pero además
permite suplantar a todos los demás controles sociales: la lucha contra el enemigo
traduce una batalla entre el bien y el mal y, por lo tanto, tiende a reemplazar a la moral
y, aún, a la religión.

El ciudadano, en medio de una lucha como ésta, habrá de ser
reeducado en los nuevos valores, incluidos los familiares: será más importante entonces
vigilar, denunciar y delatar, que guardar cualquier fidelidad con los padres, los hijos,
los maestros, los amigos, los amantes o los compañeros.

Continuamente habrá que
aprender técnicas y actitudes para defenderse del monstruo. La batalla contra el
enemigo, contra el mal imprecisamente precisado, habrá de modificar las rutinas con
nuevos horarios, nuevas relaciones, nuevas lealtades. Y esto vale igual para la subversi
ón, el narcotráfico y el terrorismo, y para las correspondientes cruzadas que inspira

viernes, 19 de septiembre de 2008

MUJERES CELTAS

MUJERES

CELTAS






Las mujeres de origen Celta eran criadas tan libremente como los hombres. A ellas les era dado el derecho de elegir sus compañeros y nunca podrían ser forzadas a una relación que no querían. Eran enseñadas a trabajar para que pudieran garantizar su sustento. Eran excelentes amantes, amas de casas y madres.

La primera lección era:

“Ama a tu hombre y síguelo, pero solamente si ambos representaran, uno para el otro, lo que la Diosa Madre enseño: Amor, Pasión, Respeto, Equidad y Amistad.”






Jamás permitas que ningún hombre te esclavice y menos en nombre del amor. Naciste libre para amar, y no para ser esclava.

Jamás permitas que tu corazón sufra en nombre del amor. Amar es un acto de autonomía, alegría y felicidad. ¿Por qué sufrir?

Jamás te permitas triunfar emulando a un hombre: será una gran pérdida para ti y no un éxito.






Jamás permitas que tu cuerpo sea violentado. Tu cuerpo es la morada del espíritu. ¿Por qué mantenerlo prisionero en nombre del amor?

Jamás te permitas estar horas esperando a alguien que nunca vendrá, aunque te lo haya prometido.

Jamás permitas que por falta de empoderamiento termines regocijándote en un hombre con poder.






Jamás permitas que tu tiempo sea desperdiciado con alguien que no valora tu compañía.

Jamás permitas que te griten. Solo al amor y al goce de vivir les es permitido expresarse en tonos más altos.

Jamás permitas que otros sueños invadan los tuyos, diluyendo tus utopías y acabando con tu proyecto de vida autónomo.






Jamás creas que alguien puede volver cuando antes de irse, no respetó ni tu dignidad, ni tus derechos.

Jamás te permitas vivir ni en el chantaje, ni en la dependencia emocional y económica de un hombre, como si hubieras nacido inválida.

Jamás te pongas linda y maravillosa a fin de esperar a un hombre que no tendrá ojos ni sentimientos para admirar tu hermosura interior.






Jamás permitas que tus pies

caminen al lado de un hombre que solo vive huyendo de ti.

Jamás permitas que la inseguridad, la tristeza, la soledad, el odio, el resentimiento, los celos, el remordimiento, la debilidad para poner límites, la desesperanza y todo aquello que pueda opacar el brillo de tus ojos, te dominen, destruyendo tu fuerza interior y la capacidad de luchar con independencia por tu propia felicidad .






Y, sobre todo, nunca dejes de ser la protagonista de tu propia vida, la dignidad de ser...

MUJER

Tomado de mail del Dr. A.C.Z

martes, 16 de septiembre de 2008

Publica tu escrito:

Hola escritores La revista EL CLAVO te invita a participar en la convocatoria para la edición impresa que será publicada en el mes de octubre ( ver fecha de cierre y otros detalles ). Esta vez la temática es COLOMBIANADAS. Sin embargo, existen otras secciones (además de la de temática) disponibles para tu participación, como son " Actualidad " (ciencia, tecnología, sociedad, política, ecología, etc.), " Cuento ", " Sin rollo " (fotografía con perspectivas inusuales) y "Opinión" (artículos para considerarse en la edición en línea). Cualquier trabajo que no pueda ser clasificado en una de esas secciones será automáticamente considerado para la edición en línea correspondiente, no para el impreso . FECHA DE CIERRE 17 DE SEPTIEMBRE DE 2008.
¿Cuáles COLOMBIANADAS estamos buscando para la sección de "Temática" de esta edición? ¿Por qué sólo en Colombia la gente espera a que se enfríe el puesto antes de sentarse en un bus? ¿Por qué nos encantan las atrocidades digestivas como la fritanga? ¿Tu papá era capaz de acomodar nueve personas en un 'Renol 4'? ¿Qué piensas de la astucia del tendero que se blinda detrás de un "hoy no fío, mañana sí"? ¿Cómo hacemos para comer algo llamado "corrientazo"? ¿Cómo hacemos para que una gringa distraída entienda que necesitamos que "pare bolas"? ¿Qué piropos te sabes además de "huuuuy, quién pidió pollo"? ¿Alguna vez has comprado "con el permiso del señor condutor... esta rica y deliciosa fruna"? ¿Qué sale de la inteligencia de un pastuso, la paciencia de un paisa, la seriedad de un costeño, la humildad de un rolo y las ganas de trabajar de un valluno? Estas y otras situaciones que se te ocurran aparecerán en la edición de octubre de El Clavo. Participa y aprovecha para que lectores como tú de todo el país se enteren de lo que tienes qué decir.
¿Qué es EL CLAVO? La revista EL CLAVO es una publicación independiente de circulación nacional dirigida a estudiantes universitarios. Con más de 10 años de experiencia, ha sido galardonada dos veces con el Premio Nacional de Periodismo Escrito Universitario otorgado por ANDIARIOS y la Fundación Líderes en la U.
Por favor re-enviar a tus contactos que puedan estar interesados en esta oportunidad. Saludes-- CRISTHIAN CARVAJALEditorRevista El ClavoOf. (2) 321 81 76Cel. 317 440 95 03www.elclavo.comÚNETE A NUESTROS GRUPOS EN FACEBOOK+ REVISTA EL CLAVO http://www.facebook.com/group.php?gid=3474325532+ ELCLAVO.COM http://www.facebook.com/group.php?gid=21032860898+ EL CLAVO EN RADIO http://www.facebook.com/group.php?gid=16975397231

martes, 2 de septiembre de 2008

RETOS DE LA FAMILIA COMPUESTA

http://www.listin.com.do/app/article.aspx?id=35440

ORIGEN

Retos de la familia compuesta


EL NUEVO HOGAR REQUIERE UNA REORGANIZACIÓN QUE TOME EN CUENTA A TODOS SUS MIEMBROS

Si los hogares tradicionales enfrentan grandes retos, los compuestos afrontan desafíos mayores.

SANTO DOMINGO.- El aumento en el número de divorcios tiene secuelas que van más allá de la desintegración de la familia nuclear tradicional. Más separaciones traen como consecuencia indirecta más “recasamientos” y la conformación de familias compuestas, donde cada cónyuge llega con hijos de su unión anterior, a los cuales se suman, luego, hijos comunes. Si los hogares tradicionales enfrentan grandes retos, los compuestos afrontan desafíos mayores.

Deben equilibrar la relación entre padrastros e hijastros, entre los hijos de un cónyuge y otro y entre los hijos de la relación anterior y los nacidos de la nueva unión. Cada cónyuge, además, debe permitir a su ex pareja mantener un vínculo con sus hijos biológicos sin que esto afecte al nuevo matrimonio.

“Si no estamos completamente sanos de las heridas del pasado que contribuyeron al divorcio, se pueden traer al presente las deudas de rencor de relaciones anteriores y cobrarlas en el lugar equivocado”, advierte Kathya Flores, terapeuta familiar y directora clínica del Centro Terapéutico Kathya Flores y Asociados.

La nueva familia requiere una reorganización que tome en cuenta las necesidades de todos sus miembros. Flores explica: “Es necesario entender que cada familia tiene sus reglas para su mejor funcionamiento y que debemos despedirnos de la manera como funcionábamos en el sistema anterior para adaptarnos a este nuevo sistema de ‘familia compuesta’, con nuevos miembros, nuevos caracteres, temperamentos y realidades que aprender a manejar”

Dilemas de la nueva vida en una familia compuesta

Pasar la página. Cerrar un capítulo y abrir otro. Esta es la primera clave del éxito para los padres que, tras una separación o la viudez, enfrentan una nueva vida en pareja. Escribir un nuevo capítulo familiar implica establecer normas que se adapten a la naciente estructura hogareña y que no necesariamente tienen relación con las reglas de la vida anterior.

“Es decir, las reglas de nuestra casa las ponemos nosotros como pareja y no la ex pareja, aunque como padres sí tengamos el deber de ponernos de acuerdo en el manejo de los hijos”, explica Kathya Flores, terapeuta familiar y directora clínica del Centro Terapéutico Kathya Flores y Asociados.Las reglas deben ser iguales para todos los hijos, aunque habrán de adecuarse a la etapa de cada uno para evitar mayores rivalidades.

“Ellos tendrán que aprender a relacionarse y resolver sus conflictos dentro de un contexto de ‘justicia relacional’ que les permita desarrollar sus destrezas de iguales dentro de límites y consecuencias comunes por parte de los padres, pues si cada uno defiende a su propio hijo seguirían funcionado como divorciados y no como una familia compuesta”, explica Flores.

En ese sentido, el hombre y la mujer deben respaldarse mutuamente frente a los hijos, para que éstos aprendan a verlos como una unidad capaz de sostener la familia y pierdan el temor a sufrir otra pérdida o separación. “Así como cuando una pareja se divorcia los padres deben confirmarle a los hijos que van a seguir estando para ellos, también es deber de la familia compuesta asegurarles su espacio y estabilidad dentro de ella”, expresa la terapeuta.

Difícil adaptación Pese a los esfuerzos, la adaptación no será fácil, en especial para los niños, aunque para ellos el grado de ajuste dependerá de la edad. Mientras más pequeños, más fácil les resulta asumir su nueva realidad y crecer con ella Los hijos mayores, por el contrario, manifiestan mayor resistencia al cambio y experimentan un “conflicto de lealtades”, ya que el vínculo con el progenitor ausente les impide aceptar que otra persona ocupe su lugar. Ese “conflicto de lealtades” no se queda ahí. Flores cita el caso de jóvenes que, por fidelidad hacia el padre con el que viven, no dan a su otro progenitor el “permiso” de rehacer su vida.

sábado, 9 de agosto de 2008

DE QUE ADOLECEN LOS ADOLESCENTES?

http://ceril.cl/P84_adolescente.htm
por : Pablo Ignacio Salas Pacheco Psicólogo U. Central / Post-título en Terapia Familiar y de Pareja Ceril. Agosto 2005
Contacto Área Psicología
¿De qué adolece un adolescente? Parte 1: Visión general
Este artículo está dirigido a todos aquellos padres que tienen la tarea de guiar a ese personaje que desde aproximadamente los 12 años de edad empieza a presentar el desafío de convertirse en adulto.
¿Cuántas veces se ha encontrado rogándole (o gritándole) a su hijo para que se digne a almorzar en familia los fines de semana? …discutiendo con él, porque no hay tiempo para compartir, ya que hay que disputarlo entre los amigos, pololos (novios) o el hecho de que duerma todo el fin de semana porque el carrete estuvo bueno…
¿Cuándo fue la última vez que discutió con él o ella por todos los inconvenientes que se le ocurrieron a propósito del hecho de hacerse un tatuaje, ponerse un piercing o andar con dreadlocks (corte tipo rasta)? …o por otro lado, tratar de hacerlo(a) entender que su pieza parece el camarín de un rockero (con sus respectivos olores)… y por último, ¿cuándo fue la última vez que le tocó ver en las noticias o en algún especial de televisión algún reportaje en discotecas donde se ven niños de 14 años tomando y/o peleándose, y se preguntó si algunos de los que aparecen son amigos de su hijo, o peor, si alguno era el suyo?...
Lo expuesto no es ser adolescente, sino la parte más visible de una etapa de cambio, donde se es en un 50% joven y en un 50% el niño que se ha sido desde siempre. Es por esto que una guía adecuada de los padres en base a un manejo afectivo y conductual adecuado, una comprensión del desarrollo de esta etapa de la vida, asociada a las presiones y facilidades de la vida actual, son un requisito fundamental a la hora de intentar no adolecer de la adolescencia.
El concepto de adolescencia desde su génesis habla de lo confuso de esta etapa. Antiguamente, a juicio de individuos que estaban en contacto con jóvenes de determinada edad y producto de la variedad de "síntomas" que se suponía presentaban los jóvenes, llegaron a la conclusión que algunos de ellos de alguna dolencia sufrían, acuñándose el concepto.
A continuación y en términos generales me gustaría compartir con ustedes papás algunos de los fenómenos propios de esta etapa, basado en mi experiencia clínica en el trabajo con adolescentes y en base a la teoría de autores como E. Erickson y M. Bowen, que han hecho fundamentales aportes a la teoría sistémica y con ello a la terapia familiar.
La adolescencia, en pocas palabras, es un proceso necesario para las personas en el que el individuo y su familia se preparan para la etapa siguiente, la adultez, con todas sus exigencias; en resumen, que los jóvenes estén en condiciones de hacerse cargo de ellos mismos y de su futura familia.
Es de suma importancia entonces que los jóvenes puedan ir adquiriendo una serie de herramientas tanto emocionales como intelectuales que les facilite, y lo más importante, les motive a seguir creciendo.
Todo lo anterior se refiere a tareas que se dan sobre un marco de independencia progresiva, no en lo económico necesariamente, sino con respecto a la labor más importante de esta etapa que tiene que ver con la construcción de la identidad, la posibilidad de definirse a sí mismos como individuos únicos.
Esto, a la larga, les dará seguridad en ellos mismos, pero comenzando de un modo bastante diferente, ya que en el parecerse a otro y pertenecer a algo están apuntados sus primeros esfuerzos.
"Vestido así pareces delincuente… vives pendiente de esos monos japoneses… si no te despegas del Messenger no pago más internet… mira como traes el uniforme… córtate el pelo como la gente… aféitate… no entiendo como te puede gustar esa música… etc, etc, etc". La frases anteriores tienen que ver en parte con la necesidad de ser diferente, y por supuesto poder demostrarlo, ya sea con una vestimenta o un gusto musical acorde a como se sienten, en función de ser fácilmente reconocidos en cuanto a su "estilo", un "estilo" diferente de algunos pero que generan pertenencia por otro lado, lo que para un adolescente es fundamental, ya que su autovaloración en este período tiene mucho que ver con la evaluación externa que puedan hacer sus pares, lo que redundará en su autoestima.
"Papá, déjame cerca de la fiesta, para que parezca que me vine en micro". La necesidad de aparentar que son independientes y "grandes", convive en esta etapa con el hacer una pataleta porque "…no me compraron el celular que les pedí pa' la navidad…", ejemplos de esa dualidad de sentirse a veces un niño y un adulto en otras.
Cabe destacar que esa dualidad se da también en el hecho de necesitar por un lado estar constantemente en conversaciones con los amigos, poder compartir lo que les pasa y sienten, y por otra, el no querer compartir (en ocasiones) con los padres, convirtiendo su pieza en celdas de convento donde es sólo con el ritmo de la música donde se alcanza una cierta paz y en donde las preguntas reiterativas de los padres sobre esto o aquello se transforman en un acto de invasión que hay que evitar a toda costa (por ejemplo en la pugna permanente con respecto a pararse de la mesa antes de tiempo o simplemente comer en compañía sólo del televisor o radio).
No obstante lo anterior, el estar atentos a cambios bruscos de ánimo o de hábitos, al que tengan compañías nuevas, la posibilidad de consumo de alcohol, marihuana u otras sustancias, conocer a los padres de sus amigos y parejas… en fin, el generar espacios para una comunicación fluida ojalá ausente de crítica, es muy importante, ya que en este proceso de construcción de sí mismos a veces la pasión, la falta de sentido, la poca experiencia, las dificultades en la regulación de los impulsos, y en ocasiones patologías difíciles de detectar (por lo que es imperativo la opinión de un profesional ya sea psicólogo o psiquiatra), es primordial, ya que es la familia como factor protector por excelencia el recurso necesario para que todo adolescente llegue a tener claridad en sus metas, la forma de actuar en la búsqueda de estas, y por último, la que otorga de estructura y seguridad incondicional, ya que, a pesar que no se vea aparentemente atractiva para los jóvenes, no les quepa duda que juega un papel presente en todos ellos.

(Tomado de Astentes Judiciales)

viernes, 1 de agosto de 2008

"LOS GANSOS SIMBOLO DE UNIÓN!

VUELODEGANSOS.PP
VUELODEGANSOS.PPS

Cali la Sucursal del Cielo

FELIZ CUMPLEAñOS CALI

FELIZ CUMPLEAÑOS CALI!

472 años atras, un 25 de Julio de 1536 Sebastian de Belálcazar fundo nuestra bella ciudad, una ciudad que prospero gracias, a sus fertiles suelos, sus afluentes rios, y su bella y pujante gente. Hoy 472 años despúes con Sebastián de Belálcazar adornando nuestro logo, queremos brindar con todos ustedes por un brillante futuro para nuestra región.

Compartimos con ustedes la programación de la celebración por parte de la alcaldía, y aprovechamos para resaltar las iniciativas y eventos que por estos días se llevan acabo en nuestra ciudad. Desde la recuperación de lotes propiedad del estado, Desayuno Civico XLIX - Celebrando los 20 años de Telepacifico, Ballet, Reunion referendo por el agua, y Pandebono ventiao.






PROGRAMACION

Programación
6:00 am Toque de Campanas y Sirenas anunciando el cumpleaños 472 de la Ciudad
8:00 am CAM - Coro infantil La Escolanía, interpretará el Himno de Colombia y de Santiago de Cali
9:30 am CAM - La Escuela de Aviación Marco Fidel Suárez presenta revista de manejo de armas: Halcones Negros
10:00 am IGLESIA DE LA MERCED - Celebración Eucarística, con asistencia del Señor Alcalde, gabinete e invitados
10:30 am PLAZOLETA IGLESIA LA MERCED – Grupo de 30 Platoneras brindan un saludo a Cali en su cumpleaños
11:00 am ESTATUA DE SEBASTIáN DE BELALCAZAR – Ofrenda Floral – Condecoraciones
2:00 pm Grupos de Adulto Mayor recorrerán por: La Cultura – Cali 472 años
  • TEATRO MUSEO BANCO DE LA REPUBLICA – Culturas Precolombinas y Exposiciones.
  • PROARTES - Exposición – La Historia de Cali y Cali en la Historia.
  • CENTRO CULTURAL DE CALI - Presentación de Grupo Folclórico
3:30 pm GLORIETA FRENTE A ESTACIóN DEL FERROCARRIL – Colocación de la Primera Piedra para la Construcción del Obelisco "Renacer de Cali"
4:00 pm En Simultánea las comunas 1,5,6,7,20,21, La Colina de San Antonio, Universidad Santiago de Cali, Universidad del Valle, Teatro al Aire Libre los Cristales, desarrollarán el siguiente programa:
  • Interpretación de las notas del Himno Nacional y el Himno a Santiago de Cali
  • Izada de los pabellones Nacional y de Cali
  • Lectura al bando de Cumpleaños de Santiago de Cali
  • Lectura del Compromiso de la Comunidad con la ciudad
  • Historias contadas por un Cuentero
  • Intervención Cultural
  • Refrigerio
  • Acompañará un Delegado de la Administración Municipal
5:00 pm CAM – PASEO BOLíVAR - Himnos – Lectura del Bando 472 años de Cali – Lectura del Compromiso con la Ciudad a cargo de un Lustrabotas - Desfile de Modas y la nueva imagen de los guardas de tránsito, show de Salsa Orquesta la Ley, Metrocali y sus buses articulados con mensajes alusivos a la ocasión – Con los asistentes compartiremos una porción de torta.
6:00 pm TEATRO AL AIRE LIBRE LOS CRISTALES – Grupos Musicales del Festival Petronio Alvarez - El Pacífico le canta a Cali

7:00 pm TEATRO MUNICIPAL – Celebración del XXX Aniversario de Incoballet
10:00 pm CERROS TUTELARES – FUEGO DE LUCES ARTIFICIALES

OTROS EVENTOS CULTURALES
25 y 26 de julio CAM - FESTIVAL DEL PANDEBONO - Diferentes Panaderías de la ciudad de Cali mostrarán el proceso de preparación del pandebono y lucirán trajes con los colores de la bandera de Cali 8:00 am - 5:00 pm
AGENDA CULTURAL
Cc Incolbalet Cc Referendoagua
DESAYUNO CIVICO - XLIX
Lugar: Club de Ejecutivos
Fecha: Miércoles 30
de Julio
Hora: 7:00 a.m.

Lo que todos Quiseramos

o quisiera .. Roberto carlos


MusicYoquisiera.pps
2649 K Descargar

QUE VIVAN LA MUJERES MIGUEL BOSE

Que_Vivan_las_Mujeres_Miguel_Bose.avi
4022 K Descargar

martes, 1 de julio de 2008

FAMILIAS ATÍPICAS

Sergio Emiro Díaz Santos
Cuando se habla de familia, muchos imaginan de inmediato un hogar cálido y amoroso compuesto por papá, mamá e hijos. Un referente social que las personas han construido a partir de los modelos tradicionales que caracterizaron la época de nuestros abuelos.
En la actualidad no se puede afirmar que los núcleos familiares estén deteriorados, son las situaciones las que obligan a los padres a trabajar, delegando la responsabilidad de crianza a los abuelos u otras personas, conformándose así las que hoy se conocen como familias atípicas.
Desprendimiento forzoso
La ausencia de los padres en el hogar significa para el niño o niña un enorme vacío afectivo que debe ser tratado con responsabilidad, para no despertar en ellos inconformidades o resentimientos que afecten, de por vida, la relación con sus progenitores. El buen aprovechamiento del tiempo libre tendrá mayor valor que los regalos y juguetes de alto costo económico.
Contarlo es más fácil que vivirlo y así lo manifiesta Marcela, una adolescente de 15 años, quien desde que tiene uso de razón ha vivido con sus abuelos debido a las largas jornadas laborales que sus padres deben cumplir. “Mis papás viven conmigo y con mis abuelos, pero parece que no fuera así, pues ellos salen todos los días a las 5 de la mañana y regresan a las 11 y media de la noche… perfectamente puede pasar una semana y no nos vemos sino hasta el domingo.”
Para Marcela ser hija única ha sido el motivo de tristeza que la acompaña año a año, viendo cómo su infancia se fugó en medio de un hogar conformado sólo por adultos. Una experiencia que la hace ver la importancia de los hermanos, con los que se pueda jugar y divertirse en los momentos libres. “Yo soy conciente de que mis abuelos hacen lo posible para que yo me sienta bien, pero sus cuidados no son suficientes…durante la niñez a uno le hace falta jugar y hablar con más niños. A mi edad apenas me estoy acostumbrando a este estilo de vida.”
Un día normal de esta adolescente no conoce más que el camino del colegio a la casa, a donde llega a hacer sus tareas y a hacer lo primero que se le ocurra para no aburrirse sin hacer nada. En algunos casos la visita de sus tíos o primos hacen que los planes cambien.
El domingo es el día más especial para Marcela, porque es la oportunidad que tiene de pasar todo el tiempo con sus padres y hacer lo que durante la semana no pudieron. “Ese día salimos a pasear, comemos por fuera, hablamos mucho y nos divertimos, pero me dan ganas de llorar cuando se hace de noche, pues en ese momento es cuando prácticamente me toca despedirme de ellos porque sólo podré disfrutarlos hasta el próximo domingo.”
¿Qué dicen sus abuelos?
María y Antonio, abuelos de Marcela, son concientes de que el ambiente en el que se ha formado su nieta no es el adecuado para una niña que necesita estar con otras personas de su edad, pero los compromisos de sus padres no han permitido que las cosas sean diferentes. “A nosotros nos toca estar pendientes de que ella no salga a ninguna parte, porque es nuestra responsabilidad si algo le pasa. Cuando sale con sus amigas es porque sus padres dan la autorización”, comenta María quien reconoce ver a Marcela como una hija.
Los primeros años
Para Marilia Álvarez, licenciada en educación preescolar, la ausencia de los padres en el hogar puede ocasionar que el niño deje de ver en ellos un patrón de autoridad y lo encuentre en las personas que han sido delegadas para su crianza. “Los padres son irremplazables porque los niños buscan imitar a sus adultos y al no estar presente el papá o la mamá, van a buscar a sus profesores u otras personas mayores como modelo a seguir”.
Las personas que se delegan para la crianza de los hijos serán más permisivos con ellos, representando una situación poco favorable para la formación. Además, el afecto de los padres nadie puede reemplazarlo.
La voz de un experto Martha Lucía Vargas S. Psicóloga Clínica
Modelos de autoridad
Hoy en día el colegio asume un rol determinante, donde los niños permanecen una jornada que comprende la mañana y parte de la tarde. Allí mismo almuerzan en compañía de los docentes, quienes les brindan las normas y la seguridad de un acompañamiento ideal.
Para los padres de familia no es tarea fácil buscar la persona idónea para atender a su hijo con la debida responsabilidad que un menor necesita.
En la mayoría de los casos, los abuelos y las abuelas han retomado cierto protagonismo, porque son ellos el reemplazo momentáneo de papá y mamá.
El no poder estar con el hijo o la hija no debe implicar sentimientos de culpabilidad. El tiempo que compartan debe generar armonía y una unidad integral de la familia.
Es importante recordar siempre que todos los cuidadores sean también educadores y mantengan el mismo criterio de actuación de los padres ante determinadas situaciones.
¿Qué hacer para no dañar la relación?
La licenciada en educación preescolar recomienda a los padres:
1.Explicarle al niño las razones por las que no pueden estar juntos.
2. Llamarlo permanentemente y decirle que lo quiere, que le hace falta y prometerle un próximo encuentro. 3. Disfrutar al máximo el fin de semana con el fin de recompensar lo que no se hizo durante los demás días.
4. No satisfacer todos los caprichos del niño. La idea de los pocos encuentros es que sean de amor pero con disciplina.
Consecuencias Para el psiquiatra Mauricio Escobar es importante tener en cuenta:
1. Conocer a la persona que cuida, para evitar situaciones de abuso, maltrato, formación inadecuada, indisciplina y accidentes caseros, entre otros.
2. Si conoce a la persona, tenga en cuenta los rasgos de su personalidad, para que ésta no afecte negativamente a su hijo.
3. Cuando el cuidado se delega a personas de tercera edad, sus enfermedades o limitaciones físicas pueden ocasionar que el cuidado no se dé de forma efectiva.
La voz de un experto Mauricio Escobar S. Médico Psiquiatra infantil y adolescente
¿Cómo manejarlo?
Cuando los padres deben ausentarse del hogar pero hay un diálogo adecuado, disciplina, claros conceptos de autoridad, autonomía y límites, nunca se van a presentar problemas emocionales ni comportamentales en los hijos ni en la pareja. Lo importante es que las personas que tienen la responsabilidad de la crianza hagan valer lo que papá y mamá quieren para sus hijos. “La idea es que los cuidadores no les digan a los niños frases como ‘sus papás deberían estar más pendientes de usted’, ya que esto puede ocasionar que los menores entren en depresiones, estados de ansiedad y pierdan el respeto hacia sus progenitores. Estos sentimientos pueden afectar el rendimiento en el colegio y en la adolescencia, presentarse malos comportamientos como drogadicción, embarazos, entre otros”.
Para que el niño o la niña no desconozca la figura paterna, en sus progenitores, es importante que las personas encargadas de su cuidado, en todo momento le digan, a través de juegos y conversaciones, que el padre y la madre son la autoridad y lo aman mucho, pero por compromisos laborales no pueden estar presente.

Tomado de asistentes judiciales

viernes, 27 de junio de 2008

EL CONSUMO DE DROGA EN EL MUNDO

Cerca de 208 millones de personas en el mundo consumen alguna droga
Por: Agencia EFE
El número de personas en el mundo que consumen droga al menos una vez al año ha experimentado una ligera alza hasta los 208 millones, el 4,9% de la población del planeta entre 15 y 64 años, informó la ONU.
Según los datos de la ONU, cada año fallecen cinco millones de personas por tabaquismo, dos millones y medio por culpa del alcohol, y unas 200 mil por efecto de las drogas.
Estos datos se recogen en el Informe Mundial sobre las Drogas 2008, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD). El documento, emitido en el Día Mundial Contra las Drogas, destaca que el número de consumidores se ha mantenido estable por debajo del cinco por ciento de la población mundial, y precisa que para 26 millones de personas, el 0,6% de la población adulta del planeta, la droga supone un serio problema.
La sustancia ilegal más difundida es el cannabis, consumido por 165,6 millones de personas, el 3,9 por ciento de la población de entre 15 y 64 años en 2007, una décima más que el año anterior.
Las anfetaminas son la segunda droga más usada, al tomarla 24,7 millones de personas, aunque fue la única que experimentó cierta caída en el consumo al pasar del 0,60% al 0,58% su tasa de prevalencia.
Las siguientes sustancias son el grupo de los derivados del opio con 16,5 millones de consumidores, el 0,39 por ciento de la población mundial, con un ligero ascenso de un 0,02%.
La cocaína es consumida por 16 millones de personas, el 0,4 por ciento de la población mundial, y tuvo también un ligero ascenso, al igual que el “éxtasis”, con 9 millones de usuarios.
“En los últimos años la fiscalización de estupefacientes ha conseguido extraordinarios avances, sobre todo en comparación con otras sustancias psicoactivas”, explicó el director de la ONUDD, Antonio María Costa, en un comunicado difundido en Viena.
“La fiscalización de estupefacientes ha dado importantes resultados: la heroína, la cocaína y las sustancias sintéticas son desastrosas para quien las consume, pero no tienen repercusiones tan graves en la salud pública como el tabaco y el alcohol”, destacó Costa.
Aún así, la ONU advierte de tendencias preocupantes como el aumento mundial del cultivo de la hoja de coca y de opio en el planeta, lo que puede abaratar el precio de la droga y elevar la oferta.
“Los grandes aumentos registrados últimamente en la oferta de estupefacientes procedentes de Afganistán y de Colombia pueden hacer que suban las tasas de drogadicción por la caída de los precios y la mayor pureza de las dosis”, agregó Costa
.

sábado, 21 de junio de 2008

A NUESTRO HIJO...

Y cómo los gestos de amor, como caricias y fotos no son congeladas en su momento, les cuento, que hoy nuestro hijo JUAN SEBASTIAN q.e.p.d, que hoy tendrìa 17 añitos...pero DIOS, dispuso que solo un añito y dieciochomeses nos enseñara y compartiera muchas cosas en nuestras vidas y de los que nos rodean, por lo que desde ayer fecha de su cumpleaños, estoy tocada, pero feliz que se le dio todo el amor que merecia por nuestra parte y sobre todo por todo lo que siendo tan pequeño y diferente me enseñò; para que aún, así, digan que estoy loca, que soy rara, que soy jodida, que esto... que lo otro...que no me acomodo a la epoca, que anticuada, que esto que aquello....? solo les quiero comentar QUE SOY DIFERENTE AL COMUN DE LA HUMANIDAD, pero que la diferencia tambien es valida,simplemente he nacido con el poder de la creatividad,por lo que revoluciono con lo lo que no va con el deber ser, mis pensamientos, no admiten que se inculquen lo que no debe ser...porque aunque mis oidos oigan?, mi inteligencia filtra y mi ser interior elige, dìa a día, lo mejor para mi evolución: LA VERDAD, no tengo porque ser igual a los demás, ni por épocas ni por credo, ni por religión, pero si por lo que Dios dicierne en mi ser... por lo que dentro de lo que pienso, hablo, escribo y actuo he escrito esta canción sin música para mi niño en su cumpleaños:

PAJARILLO QUE CANTAS EN LA LAGUNA
CALLATE YA QUE MI NIÑO ESTA DORMIDO.

DUERMEN LOS NIÑOS CON LOS PUÑOS CERRADOS
AFERRADOS A LOS SUEÑOS QUE NO CONOCEN...
ESCONDEN PALABRAS POR FRASES POR ESTRIVAR..

SUS LABIOS SON ROSAS, SUS LABIOS SON FUEGOS
DUERMEN LOS NIÑOS CON LOS LABIOS APRETADOS.

AJENOS A LA TENTACIÒN QUE EL MUNDO EXHIBE..
CALLA PAJARILLO QUE MI NIÑO AÚN DUERME..

GUARDALO ,BIEN CIERRALOS BIEN...DUERME MI NIÑO CON LOS OJOS CERRADOS...Y BIEN APRETADOS...

PAJARILLO QUE CANTAS EN LA LAGUNA, SIGUE CANTANDO QUE AQUI DIOS Y UNA MADRE TE ESCUCHA.lalalalalala....

GRACIAS POR LEERME Y SER DE LOS MIOS...Y SABER QUE NORA OCULTA TEMORES,ERRORES Y AMORES...FILIALES UN ABRAZO Y FELIZ FIN DE SEMANA