viernes, 10 de febrero de 2012

Jueces enviarán a agresores de mujeres a rehabilitación.En Costa Rica.


HTTP://WWW.NACION.COM/2010-07-12/ELPAIS/NOTAPRINCIPAL/ELPAIS2430965.ASPX

PENA ALTERNATIVA A LA CÁRCEL

Jueces enviarán a agresores de mujeres a rehabilitación

Fiscala de violencia doméstica estima que tal medida reducirá las agresiones

Inamu certificará y regulará a entidades que den tratamiento a los ofensores

Alonso Mata B.

Los jueces penales tendrán la opción de enviar a rehabilitación a los agresores de mujeres como una medida alternativa a la cárcel, con el propósito de que esas personas reciban terapia especializada para corregir sus conductas.

Tal potestad se podrá aplicar para los condenados a un período inferior a los tres años por violación a la Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres.

Eugenia Salazar, fiscala adjunta de violencia doméstica y delitos sexuales, destacó que la medida pretende una solución más integral a la violencia de género.

“Condenar a alguien o mandarlo a la cárcel no soluciona el problema en todos los casos; lo que hay que hacer es corregir los patrones culturales y abordar los factores sociales que inciden en los comportamientos de los ofensores”, dijo.

Para la fiscala, la alternativa de la rehabilitación podría disminuir la agresión contra las mujeres porque establece una contención más efectiva contra los agresores, incluso, en algunos casos, que la cárcel.

La opción de enviar a terapia a los atacantes como una medida alternativa a la prisión la establece el artículo 16 de la Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres; no obstante, para que la medida se ponga en práctica el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) debe certificar a las organizaciones que brinden los tratamientos.

Precisamente, la semana pasada el Inamu presentó a las instituciones interesadas el sistema de acreditación y regulación que aplicará; en otras palabras, los requisitos que deben cumplir para dar la rehabilitación, así como los contenidos mínimos de los programas.

En los próximos días se iniciará con los procesos de certificación, por lo que tanto las autoridades del Inamu como del Poder Judicial consideran que entre un o dos meses se podrá enviar a los agresores a recibir la atención que requieren.

La disposición de someter al condenado a tratamiento puede ser dictada por el juez, solicitada por el fiscal o acordada entre la defensa y el Ministerio Público.

Tratamiento. Maureen Clarke, presidenta ejecutiva del Inamu, explicó que el tratamiento que se le dé a los ofensores deberá cumplir altos estándares. La terapia será evaluada continuamente.

“Se deberá reprogramar la masculinidad, abordar el problema desde la raíz”, manifestó.

Clarke no detalló cuánto tiempo tardaría el tratamiento para los atacantes, pero indicó que será “el que sea necesario”.

Enfatizó que el Inamu no puede garantizar que la rehabilitación corrija del todo al agresor, pues hay factores conductuales y psicosociales que varían según el individuo.

Entre las entidades interesadas en brindar la capacitación se destacan el Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), el Instituto Wem de Masculinidades, la Fundación Ser y Crecer y las municipalidades de Belén y Vázquez de Coronado, por ejemplo.

Las autoridades del Inamu y del Poder Judicial esperan que los programas de rehabilitación para los atacantes no solo se impartan a personas condenadas, sino que sirvan como un instrumento de prevención de violencia.

Un objetivo es que los talleres y capacitaciones se realicen en comunidades, colegios o empresas con el fin de que los agresores en potencia detecten su problema y busquen ayuda para corregirlo.

No hay comentarios: