viernes, 9 de abril de 2010

Buenas acciones aisladas no sirven

http://www.fundacionrenacer.org./explotacion_politica.htm Tomado de mail de ASISTENTES JUDICIALES EN RED.


Política Social frente a la Explotación Sexual Infantil en América Latina y el CaribeSi hablamos sobre América latina y el Caribe, no podemos definir una sola realidad, una sola conclusión que nos acerque a definiciones que expliquen la situación social en la que se desenvuelven nuestros niños y niñas.

Concluir en una frase sonora y resonante el porqué de la explotación sexual infantil en nuestro continente es tan avezado como puntualizar en uno, las secuelas imborrables que quedan en la mente de los niños y niñas que han debido ejercer la prostitución.

Diversidad étnica, cultural, social, marginalidad, analfabetismo, pobreza, represión familiar y estatal etc. Son uno de tantos elementos constructores de la debacle a la que se someten nuestros niños, estos y muchos más factores son los que podríamos apuntar como óbices de la situación que se presenta en América Latina y el Caribe, sin embargo no pueden ser tomados como un único formato al cual puedan ser traídas las experiencias particulares de cada región, de cada país.

América Latina y el Caribe es una vasta zona poblacionalmente hablando, diversidad de culturas, lenguas, creencias y múltiples elementos adicionales nos otorgan una realidad que no se puede generalizar, cada nación representa y adiciona elementos distantes de la realidad social de su vecina nación, somos en gran proporción iguales en problemáticas, pero diferentes en los elementos estructurales de dichas problemáticas

Aún cuando sociológicamente se pretenda cerrar filas sobre la unión definitiva de conceptos hacia una América Latina estructurada de manera uniforme, la realidad, su realidad, es otra, variada, multifacética y por que no decirlo cambiante y continua.

Así bien las Políticas Sociales que se estructuran en los diferentes países son en una generalidad de marco conceptual, homogéneas en cuanto a su unidad de pensamiento y objeto social.

La creación de entidades como el Instituto Interamericano del niño (IIN), organismo especializado de la Organización de los Estados Americanos (OEA), fundado en 1927 con el propósito fundamental de promover la generación de políticas sociales sobre niñez y articular la relación del estado con la sociedad civil, y ayudar a desarrollar una conciencia critica frente a los problemas que afectan a los niños y niñas en las Américas y el Caribe.

La adhesión de los países de las Américas y del caribe al Pacto de Estocolmo, óbice éste de la declaración de protección y erradicación de la prostitución infantil en el mundo.

Cientos de organizaciones no gubernamentales alrededor del mundo trabajan en la búsqueda sin cesar de herramientas capaces de combatir la realidad social que enfrentan a los niños y niñas a la explotación sexual.

Políticas sociales en América Latina y el Caribe es hablar de la gravísima situación en la que nuestros niños se ven enfrentados día a día, que aumenta en proporciones de tal magnitud, que si no tenemos una actitud desafiante ante los proxenetas, pedófilos y organizaciones de reclutamiento de niños y niñas y la comercialización de estos a países de Europa y Asia, nuestra realidad en unos pocos años, será que nos habrán robado nuestro futuro, nuestros países perderán de manera ostensible su capacidad de tener mejores generaciones, capaces y con liderazgo, tendremos generaciones llenas de traumas y conflictos emocionales, psíquicos, físicos y otros tantos que no tendremos oportunidad alguna de creer en un mejor futuro.

Las políticas sociales no deben ser vistas como problema exclusivo del Estado, debemos asumir que dicho problema es de todos nosotros, cada uno de nosotros provenimos de un núcleo familiar, base de la sociedad y consecuentemente eje del estado moderno, según la concepción clásica de la familia.

Así pues, dentro de nuestras familias, cuantos niños y niñas existen?, Cuántos adolescentes son nuestros familiares, cuán descuidados y en riesgo pueden estar?, estarán inmersos en la explotación sexual infantil?.

Así al hacernos estas simples preguntas entenderemos que las políticas sociales, no pueden trasladarse exclusivamente a nuestros gobiernos, somos nosotros quienes podemos detectar de primera mano el riesgo, propensión y otras más situaciones que puedan tener nuestros niños y niñas, somos nosotros, los miembros activos de la sociedad quienes debemos hacer frente a esta realidad ante la cual no podemos más decir que no existe, que no nos toca, que es nueva para nosotros.

La explotación sexual infantil no es un fenómeno exclusivo de los pobres, ni de los desplazados por conflictos armados, o por las etnias o población marginal, las clases media alta, todas , absolutamente todas tienen riesgo de ser víctimas de este flagelo. Que diferencia existe entre una niña que se prostituye en una calle céntrica de cualquiera de nuestras ciudades, recibiendo unos pocos pesos por su cuerpo con los cuales puede llevar un pedazo de comida a su casa y otra menor que es contactada a su casa mediante celulares, beepers y que por el contrario es una niña de una clase social solvente que busca al prostituirse tener medios económicos para adquirir joyas, ropa y demás lujos.

Habrá alguna diferencia... definitivamente NO, son en conclusión dos menores que tendrán para siempre en su mente esa realidad, difícil de borrar, con secuelas que probablemente jamás superará del todo.

Así es la realidad del problema social de la explotación sexual infantil, amplio y variado, pero ante el cual nuestra posición no debe ser sólo la del asombro y la perplejidad, nuestra tarea es estar atentos a nuestras hijas, hijos, primas, primos, familiares, vecinos, debemos denunciar, crear frentes sociales que ataquen los sitios de prostitución infantil, acudir a las organizaciones, fundaciones y entidades del Estado para denunciar y hacer frente a quienes pretenden arrebatarnos nuestro futuro nuestra esperanza.

Nuestros gobiernos a media marcha han reconocido dentro de sus políticas sociales, el tema de la prostitución infantil como uno de los temas a los cuales disponen de algunos escasos recursos para hacer frente a una realidad que es mayor a lo que los empleados públicos dentro de sus oficinas pretenden saber.

Grave problema es la judicialización, sus múltiples etapas y los complicados procedimientos impiden hacer justicia de una manera oportuna y eficiente, por lo cual salta a la realidad que los escasos procesos judiciales no coincidan con la magnitud de las denuncias reales y de los hechos estimados.

De manera que le importa al Estado la labor de crear entidades y organismos especializados en el tema, produciendo resultados eficientes, haciendo factible las denuncias, sin temor a las represalias, crear organismos de vigilancia permanente y de seguimiento al problema de la explotación sexual infantil, aunando la ayuda a las organizaciones no gubernamentales que trabajan en pro de la resocialización de los menores afectados por dicho problema.

Se necesitan respuestas institucionales bajo la égida de una directriz de pensamiento común y sobre el horizonte temático de pretender llegar a determinado puerto, de lo contrario los esfuerzos institucionales se quedan atravesados en papeleos y burocracia.

Se necesita una estrategia de choque directa, enfilando esfuerzos entre el sector central y el sector privado, no pueden estar alejados la sociedad civil de las instituciones gubernamentales, dicha cohesión es la que se promueve en el mundo como la sociedad ideal para combatir en todos sus niveles la prostitución y explotación sexual infantil.

y AGREGO: DEBE SEGUIR EL TRABAJO DE LA SOCIEDAD CIVIL, EN LA SENSIBILIZACIÒN A LA SOLIDARIDAD POR EL OTRO (A) A NIVEL DE PREOCUPACIÒN EN PREVENCIÒN A ESTAS SITUACIONES QUE YA SON UNA REALIDAD, Y A TRABAJAR SOBRE COMO AFRONTAR LA POBREZA,o CÒMO GENERAR INGRESOS PARA SUBSISTIR AL MENOS Y QUE NO SIGAN CAYENDO EN LA LEY DEL MENOR ESFUERZO, NUESTROS NIÑOS (AS) jOVENES Y UNOS ADULTOS LUCRANDO SUS BOLSILLOS A COSTA DE LA NECESIDAD DE ELLOS; EDUCACIÒN A ESTA POBLACIÒN CON CONTROLES DE QUE LA ESTEN RECIBIENDO.

No hay comentarios: