viernes, 4 de diciembre de 2009

Llega al país la Relatora de la ONU para la Independencia Judicial

Fecha: viernes, 4 diciembre, 2009, 6:46 am Tomado de:

Diciembre 2 de 2009

Llega al país la Relatora de la ONU para la Independencia Judicial

¿Podría ayudar a resolver el choque Gobierno-Corte Suprema?
La brasileña Gabriela Carina Knaul de Albuquerque e Silva, relatora especial de Naciones Unidas para la Independencia Judicial, está acostumbrada a actuar en escenarios de crisis. Dirigió el caótico sistema penitenciario de Rondonópolis, en el estado de Mato Grosso, Brasil, y trabajó a la cabeza de un proyecto para fortalecer la independencia judicial en el que logró poner de acuerdo a 96 tribunales de su país, afectado por crecientes índices de criminalidad. También es miembro de la Asociación Internacional de Juezas mediante la cual 4.000 mujeres de 87 países luchan por la vigencia y el respeto de los derechos humanos. Invitada por el Gobierno a petición de la Corte Suprema de Justicia, llega al país el 7 de diciembre y durante su estadía de nueve días analizará la crisis institucional derivada del enfrentamiento entre el presidente Álvaro Uribe y el alto tribunal.
"Será una observadora imparcial pero no indiferente" , le dijo a CAMBIO un funcionario de Naciones Unidas en Bogotá, al explicar que Knaul hablará con las partes y con todas las instituciones y personas que puedan aportar al análisis de la situación.
La Relatora recibirá información sobre los detonantes de la actual crisis, el estado de las investigaciones por seguimientos y 'chuzadas' ilegales a funcionarios judiciales, y las razones que tienen frenada la elección del nuevo fiscal general. Se entrevistará con los tres magistrados que tienen medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -César Julio Valencia Copete, María del Rosario de Lemus e Iván Velásquez-, y se enterará de las dificultades por las que atraviesa el proceso de Justicia y Paz, afectado por la carga excesiva y la dificultad de la Fiscalía para adelantar los procesos, por decisiones como la extradición de 14 jefes paramilitares a los Estados Unidos y el cambio de jurisprudencia que llevó a la Corte Suprema a rechazar imputaciones parciales.
Es la segunda vez en dos años que un relator de la ONU para la Independencia Judicial visita al país. En septiembre de 2008, vino Leandro Despouy para conocer las circunstancias del enfrentamiento entre Corte y Gobierno, y entonces dijo que se trataba de una simple tensión y no de un choque de poderes públicos que amenazara la estabilidad institucional. Hoy las circunstancias son innegablemente más graves.
En junio de 2008, una resolución especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU renovó por tres años el mandato del relator especial y le confirió la misión de identificar y registrar las denuncias por atentados contra la independencia de la judicatura, los abogados y los funcionarios judiciales; verificar los avances en el fortalecimiento de la Justicia y las garantías para su independencia, y hacer recomendaciones concretas para la prestación de asesoría o asistencia técnica si el Estado lo pide.
Al final de su misión, Knaul tiene tres opciones: presentar un informe de recomendaciones a las partes o uno oficial a la ONU, o llevar formalmente el asunto ante el organismo. En cualquier caso, su presencia en momentos de crisis institucional es vista por algunos entendidos con relativo optimismo en el sentido de que podría ayudar a superar la encrucijada derivada del pulso de poder que libran Corte y Gobierno.

Ver Términos y Condiciones

No hay comentarios: