jueves, 10 de junio de 2010

Crianza d elos niños (tomado de Asistentes Judiciales)

Aprenda cómo lidiar con un papá explosivo para mejorar la crianza y mantener la armonía


La primera recomendación es que mamá y papá se reúnan en privado para definir las normas más importantes de la casa

"La crianza significa transmitir a los hijos la comprensión de por qué hay que hacer las cosas", explica Rafael Vásquez, siquiatra de niños y adolescentes y profesor de la facultad de Medicina de la Universidad Nacional.

Sin embargo, algunos papás, en su afán por imponer constantemente patrones de conducta en sus hijos, terminan reaccionando de manera agresiva en la crianza de sus hijos y, en consecuencia, generan angustia en sus primogénitos, que no comprenden el mensaje que papá quiere inculcarles.

"Hay que entender que cuando los padres explotan, someten a los pequeños a una gran tensión y la ansiedad no es la mejor ruta para aprender", comenta Vásquez.

De acuerdo con Luz Elena Riveros, sicóloga de niños y jóvenes, el comportamiento violento de un padre no se desarrolla de un momento a otro.

"El papá primero intenta hablar con su hijo; luego, al no ver resultados, lo amenazan y, por último, lo grita o lo golpea".

Sin embargo, según la especialista, un episodio aislado de mal humor difícilmente se convierte en algo cotidiano cuando las reglas de la casa son claras para todos los miembros de la misma.

Por eso, la primera recomendación es que mamá y papá se reúnan en privado para definir las normas más importantes de la casa. De igual manera, deberán acordar la manera de proceder en caso de que los hijos incumplan.

"De esta manera, se evita ir al castigo o al golpe porque la norma está presente", añade.

Si, aun así, el padre pierde el control frente a diferentes situaciones, la mamá deberá tomar las riendas.

"Ella debe esperar a que su pareja se calme. Después puede llevarlo a un lugar apartado y comentarle que esa actitud asusta al niño y lo aleja del aprendizaje", dice Rafael Vásquez.

También conviene revisar la razón por la cual el papá se ofusca con facilidad, pues cuando esta conducta es repetitiva indica que en su vida están ocurriendo situaciones que le producen ansiedad, frustración o incapacidad.

"El papá necesita poner en palabras las dificultades que tiene con la pareja, el jefe o cualquier otra persona", aconseja el especialista.
Si hay diferencias o pleitos con la pareja que desencadenan una reacción inadecuada del papá con sus hijos, lo mejor es tratar de resolver los inconvenientes en privado y sin involucrar a los niños.

"El papá debe tener su propio time out, es decir, pasar tiempo solo mientras se le quita la rabia y distrae la mente. Luego, puede acercarse al niño con tranquilidad", dice Luz Elena. Si la familia no logra solucionar el problema, se recomienda asesorarse de un experto en el tema.

2 comentarios:

Nora Quevedo Labrador dijo...

Agregaría que debe existir una estructura de familia solida, es ecir donde uno de lo spadres no desautorice al otro, porque se confunde el niño, joven o adolescente.
HAbría que tener en cuenta quienpermanece más con ellos y a qien le toca por lo mismo impartir más a menudo la norma, por la misma convivencia, pues esta parte sería la que ellos los niños vana a ver como el tirano, la tirana y tartan de vulnerar la norma, conla oposición, además el buen ejemplo de padres, porqu esi nohay autoridad mora de ellos, será muy difícil establecer los patrones normativos dentro del hogar.

Nora Quevedo Labrador dijo...

Agregaría que debe existir una estructura de familia solida, es decir donde uno de los padres no desautorice al otro, porque se confunde el niño, joven o adolescente.

Habría que tener en cuenta quien permanece más con ellos y a qien le toca por lo mismo impartir más a menudo la norma, por la misma convivencia, pues esta parte sería la que ellos los niños van a a ver como el tirano, la tirana y tratan de vulnerar la norma, con la oposición, además el buen ejemplo de padres, porque si no hay autoridad moral de ellos, será muy difícil establecer los patrones normativos dentro del hogar.