miércoles, 8 de abril de 2009

La Práctica de la Sociología Feminista en la Escena Pública

Judith STACEY: Algunas advertencias sobre la práctica de la sociología feminista en la escena pública

En este ensayo, inspirado en mi experiencia como socióloga feminista que ejerce la sociología pública en cuestiones de matrimonio entre personas del mismo sexo y de los derechos familiares de los gays, advierto contra las visiones idealizadas de la práctica de la sociología feminista al servicio del interés público.



En él muestro las condiciones paradójicas e implícitamente conservadoras que estructuran el discurso sociológico público en los Estados Unidos.

Sostengo que ejercer la sociología pública en las condiciones actuales, con unas tecnologías de la comunicación globalizadas y dominadas por el mercado y unos marcos discursivos conservadores, supone reforzar la epistemología positivista, con independencia de los fines ideológicos que cada cual persiga o de las convicciones epistemológicas que se profesen.

Más aún, en este ruedo de citas breves en que, en este marco, se convierte la sociología, se recurre, paradójicamente, al conocimiento reflexivo y al semiótico para transmitir las investigaciones con una retórica que refuerza el régimen positivista e ideológicamente normalizador que dichos conocimientos tratan de reconstruir.



Las feministas y los científicos de los social críticos deberían ser conscientes de estas dificultades antes de aventurarse a entrar en la arena pública.



Palabras clave: Sociología pública, matrimonio entre personas del mismo sexo, feminismo académico Carme ADÁN: En la cocina de las políticas de igualdad:

¿qué ingredientes agregar a las nuevas recetas? En la teoría feminista la reflexión sobre cuestiones epistemológicas se ha producido de forma periférica. Se ha desarrollado como una reflexión de segundo orden que ha venido a fortalecer parte del conocimiento feminista dejando de lado su posible dimensión política.



De igual forma, en el diseño y aplicación de las políticas de igualdad la cuestión epistemológica se ha tratado de forma parcial.



Sin embargo, para poder comprender las políticas de igualdad en la actualidad es clave el cómo y el desde dónde creamos conocimientos como feministas.



Por otra parte, desde la comunidad epistemológica feminista deben plantearse estudios, indicadores y estadísticas con los que poder trabajar en el objetivo compartido de mejorar la calidad de vida de las mujeres y de eliminar las estructuras que reproducen las desigualdades de género.



En este artículo partimos de la necesidad de repasar desde el prisma epistemológico nociones como género, experiencia de las mujeres y situación, que son determinantes para comprender la evolución de las políticas de igualdad en los últimos veinte años.



Del mismo modo, resultan nociones útiles para plantearnos las ventajas y los inconvenientes que un instrumento como el mainstreaming puede conllevar.



Palabras clave: Género, experiencia de las mujeres, situación, políticas de igualdad, mainstreaming

Teresa TORNS: El trabajo y el cuidado: cuestiones teórico-metodológicas desde la perspectiva de género.



El texto plantea una serie de reflexiones, amparadas desde la perspectiva de género, sobre la relación entre el trabajo y las mujeres.



El objetivo es revisar brevemente el trayecto iniciado por la ruptura conceptual sufrida por el trabajo hace ya tres décadas y que la utilización de la dimensión temporal ha consolidado.



El interés primordial de tales reflexiones es fijar la atención sobre el estudio del trabajo doméstico, del que aquí se destaca el hecho de ser una actividad femenina aportadora de bienestar cotidiano.

Asimismo se plantean algunos argumentos orientados a conocer por qué la emergencia del cuidado aparece en buena medida alejado del ámbito del trabajo.



Se concluye con una apelación a la organización social del cuidado como apuesta necesaria para revisar las políticas del Estado del Bienestar, en particular de las orientadas a alcanzar la equidad entre hombres y mujeres.



Palabras clave: Concepto de trabajo, trabajo doméstico, medición del trabajo doméstico, care, Estado del Bienestar.



Sara BARRÓN: Investigación empírica y teoría feminista en los estudios familiares en el mundo anglosajón: una síntesis extramuros No han sido pocos los esfuerzos para mostrar el aporte refundador y hasta diríamos revolucionario del feminismo en los estudios familiares.



Estos esfuerzos, no obstante, provienen casi exclusivamente del propio feminismo.

El presente artículo ofrece un recorrido crítico y revisionista de la obra feminista anglosajona, siguiendo su cronología de producción científica pero en esta ocasión desde una instancia "extramuros".



Se mostrarán los prismas y temáticas que ha ido ofreciendo el feminismo anglosajón hasta llegar a la etapa postmoderna que hoy nos ocupa, momento en el que descubrimos una asimilación creciente y silenciada de los aportes que serán objeto de reconocimiento y repaso en este trabajo.



Palabras clave: Feminismos, sociología familiar, mundo anglosajón.



Raquel OSBORNE: De la ´violencia` (de género) a las ´cifras de la violencia`: una cuestión política Desde finales de los años noventa del pasado siglo, cuando en España se tomó conciencia sobre la gravedad del fenómeno de la violencia de género, las Administraciones Públicas, empujadas por el feminismo, han ido afinando las herramientas conceptuales y estadísticas a fin de lograr la contabilidad imprescindible para la intervención pública.

A partir de lo que se incluya bajo esta rúbrica se ha de distinguir entre "la violencia de género" y "las cifras de la violencia": entre la definición "abstracta" de la violencia y las cifras median los "indicadores" de qué se considera violencia, y ello depende en buena parte, en primer lugar, de la toma de conciencia del problema y, en segundo lugar, de los diversos intereses en liza; en definitiva, es una cuestión política.



En el presente artículo analizaremos las razones de sucesivas ampliaciones de las cifras de la violencia y revisaremos críticamente algunas de las transformaciones conceptuales que las han acompañado.



Palabras clave: Violencia de género, cifras de la violencia, Instituto de la Mujer, feminismo, macroencuesta.



María Ángeles DURÁN: El estímulo de la duda Este artículo parte de la aplicación del concepto de duda aplicado al proceso de investigación científica.



Se ofrece una reflexión sobre aspectos de la investigación generalmente no tratados, pero que resultan atractivos por sus implicaciones en la práctica cotidiana de la investigación.

De este modo, se trata la fragmentación del proceso científico, la continuidad y autoría de la ciencia, los destinatarios y receptores de la investigación, la adaptación de los títulos en el proceso de comunicación de resultados y el balance del día después.



Palabras clave: Duda, proceso de investigación, ciencia .

Publicado por Asociación de MUJERS DE ORIHUELA CLARA CAMPOAMOR


La definición de feminista con la que el vulgo pretende malévolamente indicar algo extravagante indica la realización plena de la mujer en todas sus posibilidades, por lo que debiera llamarse humanismo. Clara Campoamor


Marcela defiende su libertad

—No vengo, ¡oh Ambrosio!, a ninguna cosa de las que has dicho —respondió Marcela— , sino a volver por mí misma y a dar a entender cuán fuera de razón van todos aquellos que de sus penas y de la muerte de Grisóstomo me culpan; y, así, ruego a todos los que aquí estáis me estéis atentos, que no será menester mucho tiempo ni gastar muchas palabras para persuadir una verdad a los discretos. Hízome el cielo, según vosotros decís, hermosa, y de tal manera, que, sin ser poderosos a otra cosa, a que me améis os mueve mi hermosura, y por el amor que me mostráis decís y aun queréis que esté yo obligada a amaros. Yo conozco, con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable; mas no alcanzo que, por razón de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso a amar a quien le ama. Y más, que podría acontecer que el amador de lo hermoso fuese feo, y siendo lo feo digno de ser aborrecido, cae muy mal el decir «Quiérote por hermosa: hasme de amar aunque sea feo». Pero, puesto caso que corran igualmente las hermosuras, no por eso han de correr iguales los deseos, que no todas hermosurasenamoran: que algunas alegran la vista y no rinden la voluntad; que si todas las bellezas enamorasen y rindiesen, sería un andar las voluntades confusas y descaminadas, sin saber en cuál habían de parar, porque, siendo infinitos los sujetos hermosos, infinitos habían de ser los deseos. Y, según yo he oído decir, el verdadero amor no se divide, y ha de ser voluntario, y no forzoso. Siendo esto así, como yo creo que lo es, ¿por qué queréis que rinda mi voluntad por fuerza, obligada no más de que decís que me queréis bien? Si no, decidme: si como el cielo me hizo hermosa me hiciera fea, ¿fuera justo que me quejara de vosotros porque no me amábades? Cuanto más, que habéis de considerar que yo no escogí la hermosura que tengo, que tal cual es el cielo me la dio de gracia, sin yo pedilla ni escogella. Y así como la víbora no merece ser culpada por la ponzoña que tiene, puesto que con ella mata, por habérsela dado naturaleza, tampoco yo merezco ser reprehendida por ser hermosa , que la hermosura en la mujer honesta es como el fuego apartado o como la espada aguda, que ni él quema ni ella corta a quien a ellos no se acerca. La honra y las virtudes son adornos del alma, sin las cuales el cuerpo, aunque lo sea, no debe de parecer hermoso . Pues si la honestidad es una de las virtudes que al cuerpo y al alma más adornan y hermosean, ¿por qué la ha de perder la que es amada por hermosa, por corresponder a la intención de aquel que, por solo su gusto, con todas sus fuerzas e industrias procura que la pierda? Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos : los árboles destas montañas son mi compañía; las claras aguas destos arroyos, mis espejos; con los árboles y con las aguas comunico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado y espada puesta lejos . A los que he enamorado con la vista he desengañado con las palabras; y si los deseos se sustentan con esperanzas, no habiendo yo dado alguna a Grisóstomo, ni a otro alguno el fin de ninguno dellos, bien se puede decir que antes le mató su porfía que mi crueldad. Y si se me hace cargo que eran honestos sus pensamientos y que por esto estaba obligada a corresponder a ellos, digo que cuando en ese mismo lugar donde ahora se cava su sepultura me descubrió la bondad de su intención, le dije yo que la mía era vivir en perpetua soledad y de que sola la tierra gozase el fruto de mi recogimiento y los despojos de mi hermosura; y si él, con todo este desengaño, quiso porfiar contra la esperanza y navegar contra el viento, ¿qué mucho que se anegase en la mitad del golfo de su desatino Si yo le entretuviera, fuera falsa; si le contentara, hiciera contra mi mejor intención y prosupuesto .Porfió desengañado, desesperó sin ser aborrecido: ¡mirad ahora si será razón que de su pena se me dé a mí la culpa! Quéjese el engañado, desespéreseaquel a quien le faltaron las prometidas esperanzas, confíese el que yo llamare, ufánese el que yo admitiere; pero no me llame cruel ni homicida aquel a quien yo no prometo, engaño, llamo ni admito. El cielo aún hasta ahora no ha querido que yo ame por destino, y el pensar que tengo de amar por elección es escusado . Este general desengaño sirva a cada uno de los que me solicitan de su particular provecho; y entiéndase de aquí adelante que si alguno por mí muriere, no muere de celoso ni desdichado, porque quien a nadie quiere a ninguno debe dar celos, que los desengaños no se han de tomar en cuenta de desdenes. El que me llama fiera y basilisco déjeme como cosa perjudicial y mala; el que me llama ingrata no me sirva; el que desconocida, no me conozca ; quien cruel, no me siga; que esta fiera, este basilisco, esta ingrata, esta cruel y esta desconocida ni los buscará, servirá, conocerá ni seguirá en ninguna manera. Que si a Grisóstomo mató su impaciencia y arrojado deseo, ¿por qué se ha de culpar mi honesto proceder y recato? Si yo conservo mi limpieza con la compañía de los árboles, ¿por qué ha de querer que la pierda el que quiere que la tenga con los hombres? Yo, como sabéis, tengo riquezas propias, y no codicio las ajenas; tengo libre condición, y no gusto de sujetarme ; ni quiero ni aborrezco a nadie; no engaño a este ni solicito aquel ; ni burlo con uno ni me entretengo con el otro. La conversación honesta de las zagalas destas aldeas y el cuidado de mis cabras me entretiene . Tienen mis deseos por término estas montañas, y si de aquí salen es a contemplar la hermosura del cielo, pasos con que camina el alma a su morada primera . (Capítulo XIV,1605).
Marcela se defiende así de las acusaciones de culpabilidad de la muerte de Crisóstomo, este muere de amor porque ella no le corresponde


Publicado por Asociación de Mujeres de Orihuela Clara Campoamor en 0:49 1 comentarios
Etiquetas: mujer y literatura
martes 31 de marzo de 2009



Declaración Por la Vida


Carta a Hombres y Mujeres


Me declaro a favor de la vida y en contra de tantas vidas perdidas por las guerras, el hambre y la pena de muerte.


Me declaro a favor de la vida y en contra de los abusos y esclavitudes que producen la prostitución, los fundamentalismos y el nulo respeto a la libertad de las mujeres sobre su propio cuerpo, causas todas ellas de gran cantidad de embarazos no deseados.


Me declaro a favor de la vida y en contra de tantas muertes causadas, especialmente en África, por no usar preservativos, donde el SIDA se lleva vidas de mujeres y hombres en plenitud y de miles de infantes sero-positivos desde su nacimiento.


Me declaro a favor de la vida y de la libertad en la formación afectivo-sexual que favorezca el ejercicio de unas relaciones libres y responsables.


Me declaro a favor de la maternidad libremente elegida respetando y apoyando tanto las decisiones de las mujeres que desean ser madres como las decisiones de las que eligen no serlo.


Me declaro a favor de no forzar a ser madre a ninguna edad. LA MATERNIDAD DEBE SER LIBRE Y RESPONSABLEMENTE ELEGIDA. Ni las razones sociales ni los fundamentalismos deben obligar o impedir la libre utilización que cada mujer tiene derecho a ejercer sobre su propio cuerpo.

Me declaro a favor del respeto a todas las opiniones y en contra del menosprecio que supone que quien no tiene capacidad de parir, se arrogue el poder de decidirlo, manipulando el verdadero sentido de la maternidad y utilizándolo con otros fines.

Los derechos de las mujeres están puestos en cuestión una vez más, sin tener en cuenta ni respetar sus opiniones. Por ello solicitamos a las personas que nos representan a toda la ciudadanía y también a las mujeres, que hagan llegar nuestra voz a todos los ámbitos, empezando por el Pleno Municipal de nuestro Ayuntamiento.

Orihuela, 1 de abril de 2009Nota: el presente escrito será presentado a los grupos políticos de la comarca para que lo eleven al próximo Pleno de sus ayuntamientos a través de una moción institucional, y que contará con nuestra presencia.

Nora Quevedo Labrador.
Visita mi Blog
http://actitudenequidad.blogspot.com