sábado, 28 de mayo de 2011

Factores Importantes de Competencia en la garantia de Derechos.

El artículo 247 de la Constitución Política de Colombia, establece la facultad legal para la creación de Jueces de paz " conocer y solucionar problemas de caracter individual o comunitario" , pero , todo ello, bajo el mandato jurídico, politico y social de la garantía de los derechos en la medida que, según la normatividad nacional e internacional y la jurisprudencia de tal naturaleza, dichos actos de garantía, reconocimiento y realización de derechos, superan la esfera de lo particular y comunitario, influyendo en el mismo referente de sentido, cumplimiento y finalidad del Estado social, participativo y democrático de derecho y equidad y su legitimidad en cuanto a la plena garantía de la justiciabilidad de los derechos humanos.

El Juez de paz debe tener siempre presente la obligación de desarrollar su actuación con plenas garantías a las partes con relación a su Bienestar Integral , sus valores, justos comunitaros y derechos, siendo el debido proceso uno de ellos, que incorpora el Factor de competencia como uno de sus componentes, y que por tanto, es objeto de protcción constituconal vía acción de tutela.

SOBRE EL BIENESTAR INTEGRAL
Algunos elementos psicosociales para su comprensión y desarrollo:

DIMENSIONES DE BIENESTAR.-
Bienestar subjetivo


.- Satisfacción, juicio o evaluación global de los aspectos qe la persona considera
importante en su vida.

.- Afecto positivo: resultado de una experiencia emocional placentera ante una
determinada situación.

.- Afecto negativo: resultado de una experiencia emocional negativa ante determinada
situación vital.


Bienestar Psicológico
.- Auto aceptación: sentirse bien teniendo actitudes positivas hacia uno mismo.

.- Relaciones positivas con los otros: mantenimiento de relaciones estables.

.- Autonomía: capacidad para mantener convicciones.
(autodeterminación).Independencia y autoridad personal.

.- Dominio del entorno:
Habilidad personal para elegir o crear entornos favorables para satisfacer los
deseos y necesidades propias.

.- Objetivos vitales que permitan dar sentido a la vida.

.- Crecimiento personal: empeño por desarrollar las potencialidades y seguir
creciendo como persona.


.- Bienestar Social:

.- Integracion social, sentimiento de pertenencia, etablecimiento de lazos sociales.

.- Aceptación social: confianza confianza en los otros y aceptación de los aspectos
positios y negativos de nuestra propia vida.

.- Contribución Soial: Sentimiento de utilidad, de ser capaces de aportar algo a la sociedad en que vivimos.Autoeficacia.

.- Actualiación social: confianza en el futuro de la sociedad en su capacidad para
producir condiciones que favorezcan elbienestar.

.- Coherencia social: confianza en la capacidad y el funcionamiento del mundo en el
que nos ha tocado vivir.


Tomado de Intrvención Psiosocial.
Amalio Blanco y Jesús Rodriguez Marin, coords.Ed.Pearsosn Prentice Hall.Madrid 2007
Memorias capacitaciones : Escuela Lara Bonilla Bogotá Colombia.!

jueves, 26 de mayo de 2011

Consejo Superior de la Judicatura establece reglas para la imposición de sanciones a los jueces de paz

Consejo Superior de la Judicatura establece reglas para la imposición de sanciones a los jueces de paz

Bogotá, D.C., 20 de mayo de 2011.- La Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, suspendió por 12 meses al Juez de Paz de la Comuna 10 Centro Oriental de Medellín, Jorge Isaac Mira Escudero, por violación al debido proceso en una controversia originada por un contrato de compraventa.

En el negocio puesto a consideración del juez de paz Mira Escudero, fue adquirido un establecimiento de comercio ubicado en el municipio de Envigado, Antioquia y ni el vendedor ni el comprador tenían su residencia en la Comuna 10 de Medellín, donde adquirió competencia el mencionado juez para resolver conflictos de la comunidad.

Además, el juez Mira con intimidaciones citó a conciliación a la compradora del establecimiento, sin que dicha conciliación fuera solicitada por ambas partes, y de acuerdo con la norma que regula las funciones de los jueces de paz, Ley 497 de 1999, éstos solo pueden asumir el conocimiento de un asunto, entre otros casos, cuando hay petición voluntaria y de común acuerdo de las partes.



Señala la Sala, con ponencia del magistrado Pedro Alonso Sanabria Buitrago, que el juez Mira incurrió en una falta grave dolosa, ya que conociendo los requisitos necesarios para asumir la competencia de la resolución de conflictos, aceptó el conocimiento de ese caso por petición de una sola de las partes y sin tener competencia territorial para hacerlo.



Sin embargo el Consejo Superior de la Judicatura revocó la decisión del Consejo Seccional de Antioquia, que había ordenado la remoción del cargo del juez Mira, para en su lugar suspenderlo por un término de 12 meses, al establecer que esa sanción no es la única que se le puede imponer a un juez de paz, tal como se ha interpretado hasta el momento de la Ley 497 de 1999, ya que esto conlleva a una vulneración del derecho a la igualdad y el desconocimiento de los principios de proporcionalidad y favorabilidad.



“No se entendería que a los jueces y magistrados de las demás jurisdicciones, quienes por demás contrario a los jueces de paz son personas versadas en leyes, sí se les pueda infligir sanciones más benignas, como lo es la amonestación, multa y suspensión del cargo, claro está, dependiendo de la gravedad de la conducta y la forma de culpabilidad”, indica la Sala Jurisdiccional Disciplinaria.



Precisa el fallo que por el hecho de que la Ley 497 de 1V999 establezca que los jueces de paz y de reconsideración “podrán ser removidos de su cargo”, ésta no es la única sanción que se puede aplicar por la vía disciplinaria, puesto que dicha Ley no es una norma imperativa sino facultativa, “en la medida que el operador jurídico la puede aplicar o no de acuerdo al caso en concreto”.



Agrega la Sala Jurisdiccional Disciplinaria que para establecer el catalogo de faltas en que pueden incurrir los jueces de paz y sus deberes, prohibiciones, inhabilidades, impedimentos, incompatibilidades y conflictos de intereses; se debe acudir a la Ley Estatutaria de Administración de Justicia, que es la norma que regula a los jueces de la República.

Origen de la noticia: BOGOTA-CUNDINAMARCA-Colombia,
Fecha de la noticia: 20-Mayo-2011
Fecha última actualización: 20-Mayo-2011
Fuente: SALA JURISDICCIONAL DISCIPLINARIA !!

jueves, 5 de mayo de 2011

Política y Dogadicción en Cali.

Política y drogadicción

Para nadie es un secreto que son muy pocos los adictos que pueden contar la historia de cómo salieron del infierno del consumo, recuperando su dignidad. La experiencia enseña la veracidad de aquella frase solo creíble cuando sale de la boca de alguien que con su experiencia puede dar fe de que "Adicto una vez, adicto para siempre".


Así de sencillo, yo siempre he dicho que es la enfermedad del siglo, es incurable, progresiva y mortal. Potencia todas las violencias. Convierte los defectos de personalidad en conductas auto destructivas y criminales. La enfermedad de la adicción es autónoma, no depende ni del corazón, mucho menos del páncreas o de la vesícula. Es una enfermedad de las emociones.



Es tan grave que de diez adictos que al aceptar que su vida es ingobernable y que además piden ayuda, solo tres logran mediante la metáfora del "Solo por hoy" construir un proyecto de vida de sobriedad y sano juicio.



Así me lo describió un amigo de mis amores a quien admiro y le rindo el culto al que solo se hacen merecedores los que con la humildad al frente logran romper la condena del consumo. Van estas reflexiones, porque desde hace varios meses vengo escuchando la manera liviana y poco responsable, como se pretende dar respuesta a un problema presente en la ciudad, que recorre como un fantasma, a todos los caleños sin distingo de edad, condición intelectual, posición económica, o diferencia de sexo.



Lo digo porque se está tratando de trivializar esta enfermedad convirtiéndola en otra varia-ble más de los apresurados e inconsistentes programas que han elaborado algunos candidatos que aspiran a ser alcaldes de la ciudad, olvidando que ni siquiera en el primer mundo se puede decir que la victoria es un logro histórico.



En Cali, donde pasamos en los últimos quince años de centro de acopio a comunidad consumidora, solo es posible formular terapias enmarcadas en plataformas que han tenido éxito relativo en otras ciudades, donde nunca cometieron el error de vincularlas al debate político sino que les dieron el tratamiento de respeto que su gravedad amerita.



La drogadicción ligada a la economía, del narcotráfico debe ser enmarcada en una Política Pública de Seguridad y entendida como una variable donde interviene el deber del Estado de velar por la Salud Pública de sus asociados, sancionando por ejemplo las falsas clínicas terapéuticas de garaje, que sin ningún tipo de vigilancia funcionan en el área rural y urbana de Cali y que según se reseña son antros donde se abusa de la dignidad humana.

Tomado de Opinión del Diario Occidente de Cali