miércoles, 16 de marzo de 2011

EL SUFRIMIENTO DEL PUEBLO NIPÓN. "LLORAR HACIA DENTRO" Por Rafael Campillo

EL SUFRIMIENTO DEL PUEBLO NIPÓN. "LLORAR HACIA DENTRO"
Por Rafael Campillo

Cuando ...el ser humano es sometido a circunstancias extremas que lo sitúan al límite de sus capacidades de aguante y sufrimiento, es cuando generalmente aflora su verdadera personalidad.

El pueblo nipón, del cual pensábamos que sabíamos todo, nos está sorprendiendo estos días con su comportamiento ejemplar. Ha sido necesario una experiencia traumática como la del último terremoto, el consiguiente tsunami y la tragedia nuclear que están viviendo estos días, para comprobar su reacción ante la tragedia, una reacción responsable y comedida que está asombrando el mundo entero.

La imagen que hasta ahora teníamos de la sociedad japonesa era la de una sociedad trabajadora educada y culta , respetuosa con sus tradiciones que ha sabido adaptarse a la superpoblación de sus ciudades y a los riesgos sísmicos a los que está expuesta.

Hemos visto situaciones de destrucción y dolor en otros lugares del mundo, y con ellas además de aparecer las mejores cualidades de las personas: solidaridad, amor, compasión,..., también nos encontramos con su lado no tan positivo; vandalismo, saqueos, violencia,... que en el caso de Japón no hemos visto.

Pero si los medios de comunicación nos están mostrando el saber estar de los japoneses ante la adversidad, lo que mas nos está sorprendiendo es comprobar como viven el dolor de las perdidas humanas. A mi personalmente me ha sorprendido no ver exteriorizado en sus rostros el dolor de la tragedia.

Indudablemente hay dolor, la perdida de un familiar siempre es dolorosa con independencia del país donde se produce, en cambio, y a pesar de la magnitud de la tragedia apenas he visto imágenes de personas llorando por la perdida de un familiar. Si se han visto escenas de alegría donde algunas personas no han reprimido sus lágrimas al reencontrarse con sus seres queridos. Como he leído en algún medio de comunicación, parece que los japoneses lloran hacia adentro.

Esta mañana ojeando el Diario el Mundo me encuentro con la explicación de porqué no estamos viendo escenas de llantos en las imágenes que nos llegan desde Japón. En la cultura nipona, exteriorizar los sentimientos de dolor contribuye a añadir energía negativa a las personas que nos rodean. Dicho de otra manera, no lloran para no extender su dolor a los demás.

Aunque esto es una muestra mas de solidaridad de este pueblo con sus conciudadanos, (como el de ponerse una mascarilla cuando sufren de gripe para no contagiarla a los demás), entiendo que el llorar es un acto necesario para descargar tensiones y emociones , y que el hecho de que se repriman en público no quita para que se desahoguen en privado. De cualquier manera una muestra mas de hasta que punto puede llegar el respeto de una sociedad hacia los demás; un ejemplo del que todo deberíamos aprender.

Tomado, con permiso, de aquí: http://www.facebook.com/notes/rafael-campillo/el-sufrimiento-del-pueblo-nip%C3%B3n-llorar-hacia-adentro/208542699161132. Gracias Rafael, por tan bellas palabras.

No hay comentarios: