miércoles, 9 de marzo de 2011

Conciliando! o entendiendo!!




Las peleas, no construyen; el peso que cada cual pone en el platillo
que cree suyo, no equilibra; la meta última de todo juego, no es el
empatar; hacer lo mismo que se viene haciendo hasta ahora, no resuelve
nada; echar culpas a unos u otros, no resulta en justicia; todo
conflicto es el resultado de una percepción errónea de la vida, por
todos los que participan en dicho conflicto. Todos tenemos algún grado
de responsabilidad, todos tenemos algo que hacer.
Lo primero es darse cuenta que todos somos (nuestros comportamientos
en este campo) el fruto de la ignorancia; que no nos han enseñado
bien, ni nuestros padres, ni abuelos,ni anteriores; que somos el
resultado de patrones de pensamiento y acción demasiado arcaicos y
bárbaros que en ningún modo han sido actualizados al día de hoy; que
esta ignorancia acoge por igual a pobres y ricos, dirigentes y
sumisos, hombres y mujeres.
¿Cuantas personas usan un tiempo de su vida para conocerse un poco
más, para conocer tanto las cualidades femeninas como masculinas?
¿como podemos esperar comportarnos adecuadamente con quien no
conocemos?. Conocemos a Juan o a María ¿pero conocemos al Hombre o a
la Mujer que estan detrás de esos nombres?.

La ignorancia a veces es escandalosa, por ejemplo: la creencia que los
celos es resultado del amor....perdón, los celos es una enfermedad
mental y emocional, más o menos grande, pero una enfermedad....más
habrá personas que a pesar de todo los justifiquen...y es que alguna
vez leyeron un libro que les gusto mucho, muy caballeroso, muy
sentimental, muy.......muy ignorante, los celos es una enfermedad.
El creernos más que otros en función del sexo o lo que
sea.....orgullo, soberbia....no son más que el producto de la
ignorancia enquistada en las emociones, al grado de enfermar estas y
capacitar al individu@ para restar, en vez de para sumar.
Usar la violencia emocional o física, abuso de poder, etc, es el
resultado de traumas y complejos de inferioridad.
Pareciera que todo es el resultado de enfermedades y así es; una
sociedad enferma, como resultado de pautas de comportamiento basadas
en la ignorancia, en el miedo y en las leyes de la "camada".
Muchos y muchas, ya no tienen más remedio que el psicólogo, pero la
sociedad si la tiene, si se da cuenta, reacciona y se reeduca,
empezando por las escuelas.
Las leyes, tal y como lo están haciendo hasta ahora, me temo, que solo
están empeorando las cosas; experimentar.....todavía seguimos
peleándonos con la obscuridad, sin encender la luz.
Las personas inteligentes, debieran hacer un esfuerzo para salirse de
estas peleas y empates, colocando otro tipo de imágenes, ideas, deseos
y conocimientos más armónicos y elevados.

Tomado de usuaria de FB. ayer.

2 comentarios:

Nora Quevedo Labrador dijo...

A veces laas peleas son por puro capricho y necedad, o por puro interés personal.En espacios dónde un colectivo grande trabaja por una sola propuesta hay que unificar criterios para evitar, el mal fucionamiento de la propuesta como la integración del colectivo,bajo el amparo d ela verdad y el respeto, el objetivo que conlleva la función d ela propuesta donde nos comprometemos a cumplir.Y si no se está de acerdo debemos es sumar, aportando como solucionar.

Nora Quevedo Labrador dijo...

Las personas devienen en ciudadanos, tal como las orugas devienen en mariposas.
Las mariposas se gestan en capullos. Los ciudadanos en el crisol de la participación.


De los jueces de Paz del Chaco!!