Ir al contenido principal

CUIDEMOS NUESTRAS FAMILIAS

Queridas familias:


Vivimos momentos en que la familia como “base de la sociedad”, como el mejor lugar para crecer, está realmente amenazada.

Quienes luchamos día a día por sacar adelante nuestra propia familia, muchas veces nos sentimos solos, nadando contra la corriente, y dudamos a veces si realmente será este el camino, o si será cierto que la familia ya “pasó de moda” y no nos dimos cuenta de que hay algo mejor.

Por eso, hoy queremos compartir con ustedes algunas reflexiones con el fin de aportar una inyección de ánimo y optimismo, para reafirmar que aunque a veces seamos pocos los que vamos nadando contra la corriente, el rumbo que tomamos es el correcto. La familia no está en crisis. Quienes estamos en crisis somos los seres humanos, que cada vez damos menos importancia a valores como el esfuerzo, el compromiso, y el jugarse por alguien para toda la vida.
“La familia” como ente abstracto no existe. Existen familias, la tuya y la mía, y todas son diferentes.
Y todas exigen atención, dedicación, renuncia al “yo” egoísta.

Y como todos estos valores son necesarios para formar una familia, y cuestan mucho trabajo, hay gente que prefiere taparse los ojos y afirmar “la familia está en crisis, ya pasó de moda”.

De esa manera, una vez más, se quitan la responsabilidad.

Es “la familia” la que ya no funciona.

Louis Evely, en su libro “Amor Adulto” afirma que “sólo puedes crear un hogar hermoso si crees en sus moradores.

Lo que se crea está en función de lo que se cree. Si crees que los tuyos son maravillosos (por más que a veces no lo demuestren) crearás para ellos cosas maravillosas. La belleza nace de la fe”.

¿Cómo vivimos el día a día con nuestros hijos, con nuestro marido, con nuestra mujer? ¿Confiamos en ellos? ¿Les hacemos sentir lo mucho que valen? El mundo exterior es cada día más competitivo. Afuera todos somos evaluados continuamente por lo que hacemos, por cuánto rendimos. ¿Pasa lo mismo dentro de casa? Hagamos un “parate” en nuestra vida familiar y reflexionemos cómo valoramos a cada uno de los que viven con nosotros. Recordemos que la familia debe ser ese lugar en el que nos sentimos seguros y realmente valorados por lo que somos. Que cada día, los que salieron al trabajo, a la escuela, al liceo, puedan volver al hogar confiados de que allí van a encontrar el descanso necesario, que allí podrán recargar sus fuerzas gracias al cariño y la comprensión familiar. Así podrán después salir cada día al mundo y trabajar cada uno en lo suyo para crear una sociedad mejor, porque creen que vale la pena.

Y sabemos que trabajar en serio por nuestra familia requiere mucho esfuerzo, dedicación, sacrificio. Muchas veces tendremos que dejar nuestros gustos personales a un lado, así que a no olvidar que...... TODO LO QUE CUESTA, VALE PERO NO DEBEMOS TENER EN CUENTA LO QUE CUESTA, SINO LO QUE VALE!!!!!! Mucho ánimo, y hasta la próxima!!!!
(Tomado de HO Castilla León)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Convenio 01 de 2010 celebrado con el Ministerio del Interior y de Justicia y la Registraduría Nacional del Estado Civil, el Instituto Nacional de Medi

Actualización del listado de personas Identificadas convenio 01 de 2010En el marco del Convenio 01 de 2010 celebrado con el Ministerio del Interior y de Justicia y la Registraduría Nacional del Estado Civil, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses publica la actualización del listado de 5.079 personas identificadas.Descargue el listado aquiRecordamos que el objetivo de dicho convenio es la identificación de personas fallecidas por medio de la comparación de huellas dactilares de los archivos existentes en la Registraduría cuando se tramitó la cédula de ciudadanía, con las huellas tomadas después del fallecimiento, en algunos casos de fechas relacionadas desde décadas anteriores.Si usted encuentra a un familiar en este listado por favor comuníquese al teléfono: 4069977 Ext. 1123 en los siguientes horarios: Lunes a viernes: 07:00 am a 07:00 pm, · Festivos: 7:00 am a 1:00pm (los domingos no hay servicio), si usted reside en la ciudad de Bogota puede dirigirse a la Ca…

Jueces de paz en Colombia De la norma a la realidad

Jueces de paz en Colombia
De la norma a la realidad Por: Edgar Augusto Ardila Amaya

Jueces de Paz
» Actores que participan del Nodo Jueces de Paz
» Objetivos del Nodo Jueces de Paz
» La Corte Constitucional se pronuncia
» Justicia de Paz, entre el abandono y la esperanza
» LEY 497 de 1999


Edgar Augusto Ardila Amaya
» De la norma a la realidad
» Ponencias de la Conferencia de Justicia Comunitaria
» En Borrador
» Claves para su comprensión
» Elementos para el debate
I. INTRODUCCIÓNDesde hace casi veinte años se viene hablando de la figura de los Jueces de Paz en Colombia. En 1991 se introdujo en la Constitución Política sin revuelos. Tampoco se llamó mayormente la atención, en los pasados meses cuando se produjo y sancionó la ley que la desarrolla. Ahora, a menos de un año de entrar en vigencia ese estatuto, muchos reconocen que los Jueces de Paz pueden convertirse en la…

Justicia de Paz en República Dominicana

Concepto de los Jueces de Paz y sus funciones

De acuerdo con nuestro ordenamiento Jurídico, los Jueces de Paz ocupan el último lugar del escalafón judicial. Dichos funcionarios están encargados de juzgar rápidamente y con pocos gastos los pequeños procesos. No obstante ser jueces de excepción, al igual que jueces de comercio, en razón que solo pueden conocer de los asuntos que les son específicamente atribuidos, por oposición a los jueces de Primera Instancia, y de los de las Cortes de Apelación, llamados de Derecho Común, las atribuciones de los jueces de paz son numerosas y variadas. Se verá más lejos, su jurisdicción contenciosa y su jurisdicción graciosa, que son la una y la otra de gran importancia.

A este respecto, los tratadistas franceses Glasson y Tissier, autores de las dos citas anteriores, al referirse a los mencionados funcionarios judiciales se expresan en la forma siguiente: Los Jueces de Paz deberían, nosotros lo hemos dicho tener un rango y la situación de los Jueces de…